Acceso directo al contenido

Tratamiento de la disfunción de glándulas de Meibomio -ojo seco- con luz pulsada de alta frecuencia (IPL)

Imprimir
Etiquetas:
Especialidades:
  • Luz pulsada de alta intensidad IPL

Una de las principales causas de sequedad ocular es el exceso de evaporación de la lágrima debido a la disfunción de las glándulas de Meibomio, que están situadas en la línea de los párpados y no producen suficiente grasa natural para relentizar este proceso de evaporación.

Mediante la luz pulsada de alta intensidad aplicada a los párpados inferiores y los pómulos, se estimula la circulación sanguínea de esta zona, así como la activación de las terminaciones nerviosas que rodean a estas glándulas de Meibomio, estimulando la producción de esta grasa que precisa la lágrima para no evaporarse tan fácilmente.

De este modo, al mejorar la calidad de la lágrima, el ojo se mantiene lubrificado y mejora la aportación de nutrientes que precisa la córnea, evitando así las molestias y complicaciones derivadas de la sequedad ocular.

Asimismo, la luz pulsada de alta intensidad mejora la inflamación y tiene efectos antimicrobianos.

El tratamiento del ojo seco mediante luz pulsada de alta intensidad requiere de varias sesiones distribuidas en unos meses, a determinar por parte del oftalmólogo experto en superfície ocular para cada caso particular.

Este tratamiento puede aplicarse a todo tipo de piel, incluso en el grado VI de Fitzpatrick.

La IPL está también indicada en el tratamiento de blefaritis, conjuntivitis y de infección por Demodex.

Contenidos relacionados

Te puede interesar