Acceso directo al contenido

Uveítis

Imprimir
  • Uveítis

¿Qué es la uveitis? 

La uveítis es una inflamación de la úvea, una de les capas internas del ojo, formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

Afecta a un 0’1% de la población mundial, y actualmente es una de las principales causas de ceguera del mundo.

Se clasifica según la parte de la úvea que se afecta: uveítis anterior (afecta a iris y cuerpo ciliar), intermedia (parte posterior del cuerpo ciliar, retina periférica y vítreo)  y uveítis posterior (afecta a la retina y coroides).

Se denomina panuveítis cuando existe afectación uveal generalizada. 

¿Qué causa la uveitis? 

Las causas pueden ser infecciosas (siendo la toxoplasmosis la más frecuente), inmunológicas (que pueden estar relacionadas con enfermedades sistémicas como la artritis o la sarcoidosis) o traumáticas.

Aproximadamente un 30% de los casos se consideran idiopáticas ya que no encontramos la causa.

¿Cuáles son los síntomas de la uveitis?

La uveítis es más frecuente en pacientes de 20 a50 años.

Los síntomas pueden aparecer en un ojo o en ambos y de forma repentina o gradual. Pueden ser agudas, crónicas y/o recurrentes. Son frecuentes las recaídas, pudiendo desencadenar ceguera en algunos casos.

En las formas crónicas la inflamación intraocular puede causar glaucoma, catarata, hemorragia intraocular, opacidad vítrea y desprendimiento de retina. 

En las uveítis anteriores e intermedias el paciente presenta fotofobia, enrojecimiento, dolor ocular y visión borrosa.  Las posteriores suelen causar disminución de agudeza visual.

¿Cómo se trata la uveitis? 

El tratamiento por excelencia de las uveítis son los corticoides que se pueden prescribir por vía tópica (colirios), intraocular (inyecciones dentro o alrededor del ojo) o vía sistémica.

A veces es necesario el uso de inmunomoduladores, especialmente en las crónicas.

En las uveítis infecciosas será necesario el tratamiento antibiótico.

Ocasionalmente se puede requerir una intervención quirúrgica, tanto diagnóstica como terapéutica en los casos de uveítis crónicas complicadas.

¿Se puede prevenir la uveitis?

En cuanto a la prevención, lo más importante es identificar y tratar la causa subyacente, ya que muchas uveítis se relacionan con enfermedades sistémicas. 

Contenidos relacionados

Te puede interesar