Acceso directo al contenido

Queratitis

Imprimir

La queratitis es una inflamación de la córnea, la parte transparente del ojo que cubre el iris, la pupila y la cámara anterior que, junto con el cristalino, refractan la luz, por tanto, alteraciones de la superficie corneal, producen defectos refractivos como la miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Etiquetas:
  • Queratitis

¿Qué es la queratitis?

La queratitis es una inflamación de la córnea, la parte transparente del ojo que cubre el iris, la pupila y la cámara anterior que, junto con el cristalino, refractan la luz, por tanto, alteraciones de la superficie corneal, producen defectos refractivos como la miopía, hipermetropía o astigmatismo.

¿Qué síntomas produce la queratitis?

  • Dolor ocular
  • Enrojecimiento del ojo
  • Lagrimeo
  • Fotofobia
  • En los casos más graves puede afectar a la agudeza visual y producir úlceras de diversa consideración

¿Qué causa la queratitis?

Las causas son diversas pero las más frecuentes son las siguientes:

Queratitis de origen infeccioso

Las infecciones corneales por bacterias se producen por alguna pequeña pequeña lesión o erosión que facilita la entrada de la bacterias, hongos o parásitos a través del tejido corneal.

Estas lesiones pueden ser originadas por un mal uso de las lentes de contacto.

Este tipo de infecciones deben ser tratadas urgentemente porque, en otro caso, pueden provocar úlceras y efectos secundarios graves.

Queratitis por infección bacteriana

En este último caso, las bacterias responsables suelen ser el Staphylococcus aureus y la Pseudomonas aeruginosa.

Queratitis por infección fúngica (hongos)

En este caso es un hongo el que infecta la córnea. El más frecuente es el de la familia Fusarium.

Queratitis por infección por amebas

La más frecuente es la Acanthamoeba y el contagio suele producirse en piscinas o aguas no suficientemente purificadas.

Queratitis por infección vírica

Suelen ser producidas por un herpes. Puede producir úlceras dendríticas

Queratitis por exposición

Suele producirse cuando el párpado no cierra correctamente (lagoftalmos), cosa que impide la correcta lubrificación de la córnea y, por tanto, ocasiona sequedad y erosión.

Queratitis alérgica

Se origina por factores alergógenos aéreos o de contacto.

Fotoqueratitis

Se debe a la irritación o quemadura de la córnea por la radiación ultravioleta del sol.

Queratitis por tóxicos

Se produce por caustificación o contacto con otras sustancias irritantes o abrasivas.

¿Cómo se trata la queratitis?

Su tratamiento es diverso, en función de su origen pero sí es necesario consultar al oftalmólogo lo antes posible.

¿Cómo prevenir la queratitis?

  • Utilizar gafas de protección solar adecuada
  • Utilizar gafas de natación en piscinas
  • Seguir cuidadosamente las instrucciones de uso e higiene de lentes de contacto proporcionadas por el optometrista
  • Acudir al oftalmólogo ante cualquier rasguño, herida o contusión ocular
  • Utilizar lágrimas artificiales si se tienen problemas de sequedad ocular

Contenidos relacionados

Te puede interesar