Acceso directo al contenido

Patología corneal

Imprimir
  • Córnea

La córnea

La córnea es la estructura más anterior del ojo, siempre explicamos que es como la ventana de nuestra casa o el parabrisas del coche, y es muy importante tanto su forma como su transparencia para garantizar una buena visión.

Las enfermedades que la pueden afectar se divididen básicamente en tres categorías:

1.- la patología infecciosa
2.- La pérdida de transparencia u opacidad,
3.- Por último, tenemos las enfermedades que afectan a la forma de la córnea

Los síntomas pueden ser muy variados pero es muy característico de la afectación corneal la fotofobia o intolerancia a la luz. Cuando se afecta la córnea tenemos repercusiones sobre la visión en mayor o menor grado y también puede aparecer el dolor ya que se trata de la estructura con más terminaciones nerviosas sensitivas de todo el cuerpo humano.

El tratamiento puede ser médico y/o quirúrgico según la patología de base

1. Infecciones corneales

Las causas pueden estar originadas por casi cualquier patógeno. Normalmente solemos encontrar virus, bacterias, hongos y parásitos.

Estos organismos se contagian a través de los propios párpados, las manos, los pañuelos, los colirios, las lentes de contacto y por diferentes cuerpos extraños que puedan entrar en el ojo.

Síntomas de infección corneal

Suelen ser enrojecimiento, dolor, fotofobia y disminución de la visión.

Tratamiento de las infecciones corneales

Se tratan mediante antibiótico, antiviral, antifúngico o antiséptico específico, en función del patógeno que las ha producido.

Para poder establecer el tratamiento concreto nos basaremos en las características clínicas y también en los diferentes cultivos que podemos llevar a cabo después de obtener una muestra de tejido corneal.

2. Opacidad corneal

Las causas por las que la córnea se vuelve opaca pueden ser de dos tipos:

  • debidas a una enfermedad propia de la córnea, como son las distrofías que son enfermedades genéticas que pueden afectar a una o varias capas de la córnea, 
  • secundarias a traumatismos, infecciones, quemaduras, etc que generan un leucoma u opacidad más o menos densa

Síntomas de la opacidad corneal

Son la limitación de la visión en mayor o menor grado

Tratamiento de la opacidad corneal

Para restablecer esta transparencia es necesario sustituir el tejido dañado. Si la afectación es muy superficial puede ser suficiente retirar la zona dañada y hacer un trasplante de membrana amniótica que favorezca la cicatrización.

Si afecta a las capas más profundas de la córnea, será necesario hacer un trasplante que puede ser total o penetrante, de todo el espesor corneal, o parcial o lamelar donde el tejido trasplantado puede ser el anterior o el posterior.

3. Deformación corneal

La córnea puede verse deformada por patologías propias de la misma como el queratocono, degeneración marginal pelúcida. Pero también puede ser secundario a un traumatismo o cirugía corneal previa como un laser en casos con córnea predisponente.

Síntomas de la deformación corneal

Son básicamente visuales, visión borrosa, distornionada, poco definida, irregular

Tratamiento de la deformación corneal

En estos casos los tratamientos se centran en evitar la progresión de la patologia con el crosslinking que es una terapia con làser de luz y vitamina A que endurece el tejido corneal. Otros tratamientos tienen como objetivo modificar la forma de la córnea ya sea con implantes de anillos dentro del espesor corneal, provocando diferentes variaciones de la arquitectura corneal dependiendo de la localización. Con este objetivo en casos de enfermedad avanzada aparece el traspalnte cornal o trasplante corneal si la enfermedad está muy avanzada.

 

 

Contenidos relacionados

Vídeos

Te puede interesar