Acceso directo al contenido

Hemos incorporado un Láser Excímer 217P y un Láser Femtosegundo Victus de Bausch & Lomb

Imprimir

21/10/2014

Ampliamos oferta tecnológica para cirugía refractiva Lasik, cirugía de la catarata y de la presbicia

  • Todolaser

Hemos incorporado unn nuevo equipo Todolaser de última generación compuesto por un Láser Excímer 217P y un Láser Femtosegundo Victus de Bausch & Lomb, posicionándonos como el primero en Barcelona que dispone de esta doble tecnología.

Todo buen cirujano siempre ha soñado con disponer de la tecnología suficiente para realizar su trabajo de una forma eficaz, segura, precisa y exenta de complicaciones.

La cirugía refractiva con láser de Excimer ha situado a nuestro país como uno de los pioneros en esta técnica, en número de casos operados y en número de láseres implementados. Desde los primeros casos, operados en los años 90, hasta la actualidad el constante proceso de renovación ya sea de la técnica como de los láseres había alcanzado su zenit alrededor del 2010. A partir de ese momento todas las energías se enfocaron en desarrollar una tecnología mucho más amplia que permitiese la cirugía refractiva corneal (conocida habitualmente como lasik)  y la cirugía del cristalino ya sea para vista cansada o para catarata (conocida como facoemulsificación).

Si bien las lentes intraoculares sí que han sufrido una rápida e intensa revolución con la aparación de las lentes bifocales, multifocales, trifocales simples o tóricas, todavía quedaba pendiente alcanzar el “TOP” en la precisión, seguridad, recuperación y calidad visual.

 

¿Qué nos aporta esta plataforma?:

La cirugía TODOLASER nos permite, por ejemplo, en la cirugía refractiva, eliminar la utilización del bisturí para realizar el Flap, mejorar la superficie de tratamiento acelerando el proceso de cicatrización y mejorando la calidad visual. Ello no quiere decir que la técnica convencional sea mala ni mucho menos. Miles de pacientes están operados, satisfechos y disfrutando de una excelente visión. Ahora bien, todos ellos saben que durante un tiempo precisaron aplicarse lágrimas artificiales durante el día y estuvieron viendo halos alrededor de los puntos de luz, de forma temporal que finalmente desaparecieron. Con la nueva técnica, además de disminuir todos los efectos secundarios, se alcanza la máxima calidad visual, que podíamos comparar a la sensación que se tiene cuando se ve una película en una televisión TFT o en una de última generación HD.

En cuanto a la cirugía de la catarata o de la vista cansada, esta plataforma tecnológica nos permite prácticamente eliminar el bisturí para la realización de la cirugía. Las incisiones las hace el propio laser de forma rápida, sencilla y segura, permitiéndonos corregir astigmatismo de hasta 1.5 dioptrías,  garantizando la estanqueidad del ojo y permitiendo, de esta forma, la inmediata incorporación del paciente a su vida cotidiana. Por otro lado, es el láser y no el cirujano quien fragmenta el cristalino, cosa que nos permite disminuir al máximo los riesgos propios de la cirugía convencional al extraer la catarata.

En conclusión, sin menospreciar en absoluto las técnicas convencionales todavía hoy actuales, la plataforma tecnológica TODOLASER NICE (New Innovative Crystalline-lens & corneal Experience) nos aporta seguridad, precisión, mayor y mejor recuperación de los tejidos y una excelente calidad visual propia de una cirugía del siglo XXI.

 

Comenta la noticia

Contenidos relacionados

Vídeos

Te puede interesar