Acceso directo al contenido

Retinografía autofluorescente

Imprimir
Etiquetas:
  • OCT Heidelberg Spectrallis

Nuestro grupo dispone de la última tecnología para observar la evolución de las patologías de retina de la forma menos invasiva posible para la salud del paciente. Se trata de la retinografía autofluorescente, que permite realizar un seguimiento de múltiples patologías de la retina y de la mácula sin necesidad de aplicar un contraste al paciente como ocurre en el caso de la angiografía.

La inyección intravenosa de contrastes implica una serie de riesgos para la salud del paciente que van desde una simple náusea o prurito hasta las convulsiones y el paro cardíaco en el caso más extremo. No son frecuentes pero sí posibles y, por tanto, cualquier técnica destinada a evitarlos, ya representa de por sí un gran avance para la seguridad del paciente.

En muchos casos, para el diagnóstico de una patología de retina o mácula es estrictamente necesario y, por tanto, inevitable someter al paciente a una angiografía fluoresceinica pero, para realizar posteriormente el seguimiento de la evolución de las mismas, ahora podemos evitarle tener repetir esta prueba otra vez.

Son algunos ejemplos de las patologías a las que nos referimos, la DMAE seca, la uveítis posterior (podemos observar la evolución de los focos inflamatorios), los microaneurismas en el edema macular diabético o las membranas neovasculares.

La última actualización del software de la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) Heidelberg es lo que nos ha proporcionado la posibilidad de realizar las retinografías autofluorescentes.

Sin embargo, no debemos confundir la exploración con retinografía autofluorescente con la realizada mediante OCT ya que, mientras que la OCT nos proporciona una imagen de corte de las capas de la retina (figura 1), la aufotluorescencia proporciona una imagen del epitelio pigmetario, o sea, una foto en plano frontal (figura 2). Por tanto, la OCT nos permite observar que existe una lesión pero no nos proporciona una magnitud de su alcance, cosa que sí permite observar la retinografía autofluorescente.

Imagen retina con OCTImagen retina con autofluorescencia

Contenidos relacionados

Te puede interesar