Acceso directo al contenido

Tomografía de Coherencia Óptica (OCT)

Imprimir

La Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) se ha convertido en una herramienta oftalmológica de gran valor para el estudio de patología, tanto retiniana como glaucomatosa y corneal, desde que fuera introducida a principios de la década de los 90.

  • Oct

La OCT es una técnica que prácticamente nos permite hacer una biopsia de la retina, mas concretamente de la mácula, pero sin tener que operar ni abrir el ojo ya que es un corte óptico realizado con láser. Se utiliza básicamente para el estudio de las maculopatías, DMAE, edemas maculares, lesiones de nervio óptico, etc. y el control de tratamientos intravítreos como son el Lucentis y el Abastin.

Se trata de una técnica de visualización que basándose en los principios de la cohernecia óptica permite generar imágenes del interior del globo ocular mediante el uso de haces de luz de láser. Este haz es capaz de penetrar en los tejidos observados, generando reflejos internos en el mismo que son captados y procesados. De esta forma se pueden obtener imágenes seccionales de los conponentes tisulares hasta cierta profundidad, obteniendo imágenes que recuerdan en cierto modo a las de una biopsia. A partir del procesamiento de la información capturada por el sistema se pueden realizar mediciones cuantitativas del grosor, amplitud, etc de los tejidos analizados.

El uso fundamental de la OCT se basa en el estudio de la retina, especialmente de la mácula, donde permite obtener imágenes de alta resolución de las distintas capas de la misma. También se pueden obtener imágenes en la cabeza del nervio óptico o en otras zonas de la retina central. La OCT permite asimismo el estudio de otros tejidos oculares como la córnea y el iris.

La OCT resulta hoy en día fundamental para el diagnóstico de la mayoría de maculopatías, como la DMAE, el edema macular de diversa etiología, el desprendimiento de epitelio pigmentario, las membranas epirretinianas, etc. Las mediciones cuantitativas del grosor de la retina o de la excavación papilar pueden resultar esenciales en el pronóstico y tratamiento de numerosas entidades patológicas.

La reciente aparición de los tomógrafos OCT de dominio espectral han permitido mejorar significativamente la resolución y la calidad de imagen obtenidas mediante esta técnica.

Actualmente obtenemos resoluciones de hasta 5 micras que permiten obtener imágenes seccionales de la retina y de la implantación del nervio óptico de características equiparables a las de un corte histológico. Podemos identificar todas las capas celulares de la retina pudiendo así obtener un diagnóstico aún más preciso de las lesiones maculares. Asimismo ha mejorado el software de tratamiento de las imágenes obtenidas, pudiendo realizar mediciones de alta precisión del grosor de la retina macular y de las capas de fibras del nervio óptico.

Asimismo los tomógrafos OCT de última generación que posee nuestro grupo permiten obtener imágenes seccionales de alta resolución en la córnea y en el ángulo iridoesclerocorneal. A partir de estas imágenes podemos identifica lesiones titulares en los mencionados tejidos tales como cicatrices, ablaciones, iridotomías, tumores, etc, pudiendo asimismo realizar mediciones cuantitativas de precisión (ángulo camerular, taquimetría corneal, profundidad de cámaras anterior, vault en ICL, etc).

Contenidos relacionados

Te puede interesar