Acceso directo al contenido

Visión y alimentación

Imprimir

03/04/2018

  • Visión y alimentación

La importancia de la nutrición

A lo largo de la vida ingerimos gran cantidad de sustancias (aproximadamente unas 70 toneladas de alimentos) de las cuales el tracto digestivo será capaz de absorber lo que el cuerpo necesita y eliminar los materiales residuales y/o tóxicos.

Cada día nuestras células se van renovando, de tal manera que al cabo de un año aproximadamente el 98% de todos los átomos de nuestro cuerpo son nuevos. El esqueleto se renueva cada 3 meses, la piel cada mes, y el revestimiento del estómago cada cuatro días. Después de leer esto, ¿alguien sería capaz de negar que somos lo que comemos?.

Es fácil, pues, la importancia que tiene el alimentarse correctamente, mediante una dieta adecuada a las necesidades de cada uno y lo más sana posible, ya que si tenemos en cuenta que somos lo que comemos, está claro que será un factor determinante en lo referente a la salud.

Dieta y Oftalmología

El ojo y sus anejos no es un órgano aislado, sino que participa de las enfermedades del resto del organismo aparte de las propias, por lo que establecer una relación de alimentos según cada enfermedad, sobrepasaría los objetivos de este artículo. Todas las normas aplicables a una dieta sana, son también válidas para una buena salud ocular, pero podríamos destacar los siguientes nutrientes.

Vitaminas

Vitamina A: También llamada Retinol, Axeroftol o A1

Función de la Vitamina A:

Actúa en la descomposición y reconversión del pigmento de conos y bastones, mejorando la visión en situaciones de poca luz. Por su acción sobre las células mucrosecretoras y mucoproteínas mantiene la hidratación de la conjuntiva y la córnea previniendo la sequedad de superficie, así como aumenta la resistencia de las mucosas contra las infecciones. Antioxidante.

Alimentos que contienen vitamina A:

  • de origen animal: Huevos, Mantequilla, Queso graso, Aceite hígado bacalao
  • de origen vegetal: ( en forma de carotenos ): Zanahoria, Espinacas, Tomate, Pimiento rojo, Boniato, Albaricoque, Grelos….

Vitamina E: También llamada Tocoferol

Función de la Vitamina E:

Aumenta la oxigenación tisular, es protectora de transtornos vasculares, mejora la permeabilidad capilar alterada, anticoagulante, antiagregante plaquetario, antitrombótico e hipolipemiante. Actúa en la absorción, transporte y almacenamiento de la vit. A. Antineurálgica. Sobre todo es importante por su papel antioxidante, protegiendo a la retina de un envejecimiento precoz (DMAE) y del envejecimiento del resto de tejidos.

Alimentos que contienen vitamina E

Aceites vegetales obtenidos de 1ª presión en frío y no refinados (de girasol, de semillas de lino, de soja, de gérmen de trigo…), Avellanas, Almendras, Nueces, Cacahuetes, Semillas de Girasol, Aceite de Oliva.

Vitamina B2: También llamada Riboflavina

Función de la Vitamina B2:

Antioxidante. Previene la neovascularización corneal.

Alimentos que contienen vitamina B2:

En casi todos los vegetales de hoja verde, Legumbres, Germinados, huevos, leche, cereales integrales.

Vitamina B3: También llamada Niacina o Ac. Nicotínico

Función de la vitamina B3:

Interviene en el metabolismo glucídico. Importante para prevenir la Retinopatía diabética.

Alimentos que contienen vitamina B3:

Atún y bonito fresco y en aceite, Pollo y Pavo, Cereales integrales, Arroz integral, Almendras.

Vitamina C: También llamada Ácido Ascórbico

Función de la Vitamina C:

Antidegenerativa, Antioxidante ( antienvejecimiento), Antiinfecciosa, Antialérgica, Antitóxica. Importante para la prevención de DMAE.

Alimentos que contienen Vitamina C:

En todas las frutas y verduras crudas. Principalmente: grosellas, frambuesas, arándanos, naranjas, mandarinas, kiwi, mango, bayas de acerola y de escaramujo.

Bioflavonoides

Engloba diversas sustancias que también se conocen como sustancias con acción vitamina P. No son vitaminas, no tienen CDR ni presentan enfermedad carencial.

Función de los bioflavonoides:

Aumentan la eficacia de la vit. C, Vasoprotectores, Antioxidantes. Previenen las hemorragias oculares por fragilidad capilar y las complicaciones de la diabetes. Previenen la DMAE y el envejecimiento tisular.

Alimentos que contienen bioflavonoides:

Albaricoque, Cereza, Uva, Naranja, Limón, Mandarina, Pomelo, Melón, Cebolla, Ajo, Apio, Pimiento verde, Tomate, Brócoli

Minerales

La mayoría son importantes para preservar, de forma directa o indirecta la salud ocular, pero cabe destacar el Zinc, Selenio, Manganeso y Cobre.

Función de los minerales:

  • Antioxidantes: previenen de las enfermedades relacionadas con el envejecimiento (DMAE, cataratas).
  • Antidegenerativos: Disminuyen los radicales libres (cataratas, DMAE, enfermedades hereditaria ).
  • Sistema Inmunológico: Aumentan la actividad de las cels. de defensa (infecciones, inflamaciones).
  • Sistema Nervioso: Activan enzimas que participan en la síntesis de neurotransmisores y esfingomielina (glaucoma)

Alimentos que contienen minerales:

  • Zinc: Semillas de Calabaza, pipas de girasol, nueces. Poco contenido en frutas y verduras.
  • Cobre: Pescados, mariscos, quesos, carnes rojas. Poco contenido en frutas y verduras.
  • Selenio: Cereales Integrales, legumbres, levadura de cerveza, gérmen de trigo, ajo, marisco y pescados.
  • Manganeso: Cereales integrales, legumbres, frutos secos, jengibre, perejil, espinacas.

Ácidos grasos esenciales

Son ácidos grasos poliinsaturados que no pueden ser sintetizados por el organismo y deben adquirirse de fuentes alimenticias naturales. Incluyen dos series o familias: OMEGA 6 Y OMEGA 3.

Función de los ácidos grasos esenciales:

  • Precursores de Prostaglandinas y otros mensajeros locales que intervienen en numerosas reacciones metabólicas: favorecen transporte de oxígeno hacia las células, son hipolipemiantes, previenen la trombosis, aumentan las defensas…
  • Protegen la mielina de las células nerviosas, modulan la conducción neuronal.
  • Determinan el intercambio nutricional y las funciones celulares.
  • Antinflamatorios.
  • Regulan la producción de glándulas lagrimales.
  • Antioxidantes
  • De todo ello se deduce que van a ser imprescindibles para mejorar y/o prevenir muchas alteraciones oculares como: sequedad lagrimal, cataratas, glaucoma, procesos infecciosos y antinflamatorios, enfermedades vasculares de la retina, DMAE…

Alimentos que contienen ácidos grasos esenciales:

  • Omega 3: Pescado, principalmente azul, marisco, aceite de hígado de bacalao, hortalizas de hoja verde, legumbres y semillas de lino.
  • Omega 6: Carne magra, legumbres, hígado, seso, riñones, germen de trigo, semillas integrales de cereales, aceites vegetales de semillas de primera presión en frío y especialmente las semillas de Onagra y de Borraja.


Hay muchas otras sustancias que se han quedado en el tintero, como el aminoácido lisina, gran antiviral (herpes) e indispensable en la formación de colágeno, o todos los alimentos con capacidad antihistamínica indicados en procesos alérgicos.

Sin embargo, como concepto básico, y como denominador común de todo lo anteriormente expuesto, podríamos afirmar que seguir una DIETA MEDITERRANEA, con productos de proximidad y lo más naturales posibles es la mejor manera de preservar la salud ocular.

 

 

Fuente:

Dra. Anouska Rombouts

Oftalmóloga y experta en nutrición

Contenidos relacionados

Te puede interesar