Acceso directo al contenido

¿Cómo se manifiestan los trastornos de aprendizaje y cómo se pueden prevenir?

Imprimir

13/09/2019

  • Niños estudiando

¿Qué es un trastorno del aprendizaje?

Un trastorno del aprendizaje es un problema de procesamiento de la información que impide
que una persona aprenda una habilidad y la utilice eficazmente.

Los trastornos de aprendizaje comunes afectan las habilidades del niño en la lectura, la
expresión escrita, las matemáticas o las habilidades no verbales.

Tipos de trastornos del aprendizaje por causas visuales

Trastorno del aprendizaje de la lectura

Los trastornos del aprendizaje en la lectura se basan generalmente en la dificultad para percibir
una palabra hablada como una combinación de sonidos distintos. Esto puede dificultar la
comprensión de cómo una letra o letras representan un sonido y cómo las combinaciones de
letras forman una palabra.

Los niños pueden presentar, por ejempo, dificultades con:

  • Leer con buen ritmo
  • Entender lo que leen
  • Recordar con precisión lo que leen
  • Ortografía
  • Expresión escrita

Trastorno del aprendizaje de la expresión escrita

La escritura requiere complejas habilidades visuales, motoras y de procesamiento de la
información.

El trastorno del aprendizaje en la expresión escrita puede causar:

  • Escritura lenta y laboriosa
  • Caligrafía difícil de leer
  • Dificultad para plasmar los pensamientos en papel
  • Texto escrito mal organizado o difícil de entender
  • Problemas con la ortografía, la gramática, ..

Trastorno del aprendizaje de las matemáticas

Un trastorno de aprendizaje en matemáticas puede causar problemas con las siguientes habilidades:

  • Calcular problemas matemáticos
  • Memorizar cálculos básicos
  • Usar símbolos matemáticos
  • Comprender los problemas expresados con palabras
  • Habilidades no verbales

Trastorno de aprendizaje de las habilidades no verbales

Los niños con trastorno de aprendizaje en habilidades no verbales puede tener problemas con las siguientes habilidades:

  • Interpretar señales no verbales y expresiones faciales en las interacciones sociales
  • Hacer un uso apropiado del lenguaje en situaciones sociales
  • Coordinación física
  • Habilidades motoras finas (escribir, etc)
  • Planificar, organizar, atención
  • Nivel superior de comprensión lectora o expresión escrita (suele aparecer en los últimos años de la escuela primaria).
  • Así mismo, suelen desarrollar buenas habilidades básicas del lenguaje y sólidas habilidades de memorización a través de la repetición en forma temprana durante la niñez.

Signos del trastorno de aprendizaje por causas visuales

  • No dominar las habilidades de lectura, ortografía, escritura o matemáticas en los niveles de edad y grado esperados.
  • Tener dificultad para entender y seguir instrucciones.
  • Tener dificultad para recordar lo que alguien le acaba de decir.
  • Mala coordinación (caminar, deporte o habilidades como sostener un lápiz)
  • Tener dificultad para entender el concepto de tiempo.
  • Evita realizar tareas o actividades como la lectura, escritura o matemáticas,
  • Dificultad para completar las tareas
  • Mal comportamiento o muestra oposición, hostilidad o reacciones emocionales excesivas en la escuela o al realizar actividades académicas, como hacer tareas o leer.

Nuestro cuestionario de detección de problemas visuales que retrasan el aprendizaje te puede ayudar

¿Cómo prevenir los trastornos de aprendizaje por causas visuales?

Es aconsejable realizar un examen optométrico completo una vez al año, desde el inicio de la escolarización para detectar a tiempo la existencia de un problema visual que interfiera negativamente en el aprendizaje del niño.

En el exámen optométrico se evalúan los siguientes parámetros:

  • Binocularidad: descartar ambliopías y estrabismos.
  • Graduación y agudeza visual
  • Acomodación: capacidad de enfoque
  • Motilidad ocular: movimientos sacádicos y de seguimiento necesarios para conseguir una lectura fluida
  • Percepción visual: Memoria visual , memoria visual secuencial , discriminación visual, constancia de la forma, figura-fondo, relación viso-espacial, cierre visual (o figura incompleta).

Al margen de la existencia de una alteración funcional de estas habilidades visuales, que no es evitable pero se puede tratar mediante terapias adecuadas, es conveniente enseñar a los niños buenos hábitos de higiene visual para ayudarles a minimizar algunos problemas visuales, que sí son evitables, y reducir el estrés visual de forma que se facilita el  procesamiento de la información visual.

  • Ajustar la altura de la mesa (con una inclinación entre 15-20 grados) y utilizar una silla que facilite el buen apoyo de la espalda, apoyar los pies planos en el suelo (o en un soporte).
  • Disponer de una buena iluminación, tanto general como concreta sobre la mesa.
  • La luz no debe reflejar directamente sobre el papel ni provocar sombras al escribir (si el niño es diestro se deberá colocar la luz a la izquierda y, si es zurdo a la derecha).
  • Mantener una distancia adecuada a la lectura/escritura, con el antebrazo apoyado sobre la mesa.
  • Realizar descansos de la lectura cada 30 minutos (levantar la vista y enfocar algún objeto lejano). También conviene levantarse, caminar y mover el cuello y realizar pequeños ejercicios de gimnasia ocular.
  • Limitar el tiempo de mirar la televisión y utilizar videojuegos.
  • No trabajar con el ordenador más de una hora seguida. Situar la pantalla a una distancia de 45-55 cms, en un plano ligeramente inferior a la altura de los ojos, con una inclinación de 20 grados y evitar reflejos de luz en la pantalla.
  • Una dieta equilibrada, con alimentos ricos en vitamina A, frutas y verdura.
  • Fomentar las actividades al aire libre y practicar deporte
Fuente:

Esmeralda Carrasco

Optometrista experta en optometría comportamental

Contenidos relacionados

Te puede interesar