Acceso directo al contenido

Riesgos oftalmológicos de la actividad sexual

Imprimir

12/03/2018

  • sexo y vision

La actividad sexual forma parte de la conducta humana. Si se realiza de manera segura se considera beneficiosa para la salud. Ciertas actividades fuera del ojo o del sistema visual pueden influir en la función visual, un ejemplo de ello es la actividad sexual. El abanico de posibilidades es grande, entre ellas: las enfermedades de transmisión sexual, algunos efectos secundarios del uso de los tratamientos para tratar la disfunción sexual masculina; casos de migraña desencadenada por la actividad sexual, o las complicaciones vasculares cuando existe una predisposición o enfermedad y que afectan la vía visual.

1. Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son frecuentes. Para prevenir el contagio se debe educar a la población del sexo seguro.

1.1 Herpes Virus

Existen dos tipos de virus del Herpes simplex: el tipo I y II. El tipo I es muy frecuente y se considera que el 90% de la población ha estado expuesta al tipo I. El tipo II causa herpes genital. El herpes tipo I o II puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. En el ojo la infección puede observarse desde la conjuntiva, cornea, vía lagrimal hasta a estructuras dentro del ojo como retina y afectar de manera seria y permanente la visión si afecta dentro del ojo.

1.2 Sifilis

La sífilis es una enfermedad infecciosa producida una bacteria : Treponema pallidum. Se puede contraer esta enfermedad tras el contacto directo con una llaga de sífilis durante las relaciones sexuales o de la madre infectada a su bebé en gestación. La sífilis se presenta con cuatro estadíos o fases. Cada fase tiene síntomas y signos: se divide en sífilis primaria, secundaria, latente y terciaria. La sífilis puede tratarse con antibióticos pero en las etapas más tardías los cambios son permanentes.

En la fase primaria: después de 10 a 90 días de haber tenido contacto sexual sin protección con una persona infectada aparece una ampolla o llaga no dolorosa que luego se convierte en úlcera llamada “chancro”. Este chancro dura 1-4 semanas y se desaparece, pero la enfermedad está presente.
En la fase secundaria, ocurre al mes o mes y medio de la aparición del chancro, y se caracteriza por un sarpullido en las palmas de las manos y las plantas de los pies, malestar general. Si esta etapa pasa sin tratamiento la sífilis entra en la fase latente.

En la fase latente dura entre 2 a 30 años después del chancro y es la etapa sin síntomas y va seguida de la etapa terciaria.

En la etapa terciaria los síntomas aparecen después de 2 a 30 años de la infección y se caracteriza por pequeñas tumoraciones en piel, huesos; engrandecimiento de la aorta y alteraciones en el sistema nervioso, entre ellos los ojos con signos de infección intraocular que podrían llevar a la ceguera, parálisis.

La infección en el ojo por el treponema pallidum puede producir inflamación en la parte externa como conjuntiva, cornea, epiesclera o en la parte interna: retina y nervio óptico.

1.3 HIV/SIDA

Un paciente con HIV/SIDA puede manifestarse con alteraciones oftalmológicas muy características. Antes de la llegada de los nuevos tratamientos se observaban con mucha frecuencia serias lesiones en la retina. Debido a que es una enfermedad que afecta el sistema de defensa o inmunológico, se pueden observar lesiones causadas por gérmenes oportunistas , como por ejemplo infecciones por CMV (citomegalovirus). Las manifestaciones del CMV en la retina son muy características y se caracterizan por hemorragias e infartos extensos de la retina, inflamación brutal del vítreo e incluso desprendimiento de retina y atrofia óptica.

1.4 Gonorrea

La gonorrea puede manifestarse en forma característica por una conjuntivitis purulenta con producción de abundante cantidad de legañas especialmente en los recién nacidos de madres con gonorrea. Se produce por el contacto directo de los ojos con los fluidos que se producen durante la actividad sexual.

1.5 Piojos

Los piojos del pubis son parásitos que están en el vello púbico y son diferentes a los del pelo. Con relativa frecuencia aparecen en las pestañas. 

2. Efectos secundarios de los medicamentos para la disfunción eréctil

Aparte de las ETS, la actividad sexual puede tener efectos en la visión, un ejemplo es el uso de los fármacos para tratar la disfunción eréctil. Estos fármacos son muy populares hoy en día y se conocen como: sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis) y vardenafil (Levitra). Se usan para mejorar la erección en hombres con disfunción eréctil. Estos medicamentos actúan aumentando el flujo de sangre al pene porque relaja el musculo liso del área. Esto lo logra porque evita la influencia o inhibe la enzima fosfodiesterasa 5 que está presente en todos los vasos sanguíneos. Al inhibir esta enzima se produce relajación del músculo liso, vasodilatación y como consecuencia mayor flujo de sangre al pene. Existe otra enzima parecida : la fosfodiesterasa 6, que está presente en los bastones y conos de la retina (las células que hacen que se pueda producir la visión), estos fármacos también la afectan pero en menor medida. La inhibición de la fosfodiesteresa 6 hace que en algunas personas los bastones sean ultrasensibles y la persona vea con tinte azul de manera transitoria.

Igualmente, hay reporte de casos de retinopatía serosa central (1), alteraciones electrofisiológicas permanentes por alteración de los fotoreceptores (2), neuropatía isquémica anterior no arterítica, oclusión de vena central o arteria central de la retina (3), glaucoma de ángulo cerrado y atrofia óptica. Sin embargo al parecer los hallazgos no son del todo concluyentes y , si los efectos adversos aparecen en 3-11%, éstos son de carácter transitorio y reversibles (4).

3. Migraña relacionada con la actividad sexual

La actividad sexual puede aliviar o agravar un episodio de migraña. La causa por la cual la actividad sexual pudiese disparar la migraña es debido a que los cambios que ocurren en la química del cerebro durante el coito pueden excitar determinados nervios y producir cefalea o migraña ocular que son síntomas visuales de luces sin cefalea asociada. Los hombres son más propensos para presentar cefalea post coital. El dolor asociado casi siempre es occipital y bilateral.

4. Cierre angular durante el coito

A pesar de que una pérdida visual es un efecto secundario raro de la actividad sexual, aquellos pacientes con factores de riesgo, como ser portadores de ángulos estrechos pudieran estar en riesgo de desarrollar un cierre angular de la cámara anterior, subir la presión intraocular y tener un glaucoma de ángulo cerrado. Esta condición pudiese predisponer a pérdida permanente de visión. (5)

5. Mixoma auricular

Existen condiciones susceptibles de desencadenar en un evento trombótico en la retina. Entre ellas está el mixoma auricular, que es un tumor cardíaco. Los mixomas son el tipo más común de estos raros tumores que se originan en el corazón. Alrededor del 75% de los mixomas ocurre en la aurícula izquierda del corazón, generalmente comienzan en la pared que divide las dos cámaras superiores del corazón, y el resto se da en la aurícula derecha. Pueden dar lugar a sintomas obstructivos, de hecho se han descrito casos en los que se presenta como una occlusión de arteria central de la retina. Las oclusiones de arteria central de la retina suelen ser eventos de mal pronóstico visual. (6)

Asi como el mixoma auricular, hay otras situaciones que pudiesen predisponer a eventos trombóticos en la retina asociados a actividad física o sexual, entre ellos se podrían describer situaciones como post transplante de válvula mitral artificial, la policitemia, la mutación del Factor V de Leiden entre otras. (7)

Como conclusión se puede decir que una actividad sexual con protección contra gérmenes infecciosos y unas condiciones cardiovasculares idóneas son las opciones más seguras para disfrutarla sin que afecte a la visión ni transitoria, ni permanentemente.
Fuente:

Dra. Lucienne Collet

Oftalmóloga experta en retina

 

Referencias:

1. Smal C, Lepièce G, Bonnet S.Rev Med Liege. 2017 Nov;72(11):475-477. (1)

2. Yanoga F, Gentile RC, Chui TYP, Freund KB, Fell M, Dolz-Marco R, Rosen RB.Retin Cases Brief Rep. 2018 Feb 27. doi: 10.1097/ICB.0000000000000708.

3. Bertolucci A, Latkany RA, Gentile RC, Rosen RB. Hemi-retinal artery occlusion associated with sexual activity and sildenafil citrate (Viagra) Acta Ophthalmol Scand. 2003;81:198–200

4. Azzouni F1, Abu samra K.J Sex Med. 2011 Oct;8(10):2894-903. doi: 10.1111/j.1743-6109.2011.02382.x. Epub 2011 Jul 19. (4)

5. Michele D. Lee, BA, Jeffrey G. Odel, MD, Danielle S. Rudich, MD, and Robert Ritch, MD J Glaucoma 2016;25:e46–e47) 

6. Rev Mex Oftalmol. 2017; 91(6):331-334

7. Pukhraj Rishi, Ekta Rishi, Tarun Sharma, and Sheshadri Mahajan. Indian J Ophthalmol. 2010 Sep-Oct; 58(5): 425–432.

 

Contenidos relacionados

Te puede interesar