Acceso directo al contenido

¿Se puede recuperar el ojo vago?

Imprimir

30/04/2019

  • Niña con oclusor para ambliopía

¿Por qué se produce el ojo vago?

El ojo vago o ambliopía es la disminución de la visión de un ojo, sin que haya una deficiencia estructural en el globo ocular. En la mayoría de los casos suele manifestarse en un sólo ojo pero puede producirse de manera bilateral (ambos ojos). La agudeza visual del ojo amblíope no llega a ser del 100% a pesar de estar usando la corrección óptica. 

Es una patología que tiene su origen en la infancia y que si no es diagnosticada y tratada a tiempo, puede prolongarse a la edad adulta sin posibilidad de recuperación.


¿Qué tipos de ambliopía pueden darse?

La clasificación de la ambliopía depende de las causas que la provoquen:

  1. Ambliopía estrábica: El estrabismo es la causa más común de amblíopía. Uno de los ojos no está alineado correctamente y se desvía hacia adentro (endotropía) o hacía afuera (exotropía) y el cerebro suprime la imagen del ojo desviado para no ver doble, provocando en la mayoría de los casos una disminución de la visión en ese ojo.
  2. Ambliopía refractiva: Un defecto refractivo (graduación de hipermetropía, miopía o astigmatismo) no corregido o una diferencia de graduación entre ambos ojos (anisometropía) hace que la percepción de una de las imágenes sea borrosa y el cerebro discrimina la imagen “no nítida”, que suele ser la del ojo que tiene la graduación más alta.
  3. Ambliopía por derivación: Se refiere a la privación de visión por cataratas congénitas, ptosis parpebral, etc...

¿Cómo se diagnostica y trata el ojo vago o amblíope? 

Es muy importante detectar este tipo de alteraciones visuales desde los primeros meses de vida, pero no es un problema fácil de detectar por los padres, y en la mayoría de los casos son detectados en la consulta oftalmológica. 

El ojo vago se trata principalmente mediante:

  • Gafas (para corregir el defecto refractivo)
  • Parches (tapando el ojo dominante unas horas al día/semana)

Pero existen otros tratamientos alternativos para realizarlos cuando alguna de las técnicas ya mencionadas no es efectiva e incluso para usarlos de manera combinada, como son:

  • Filtros penalizadores (empeorando la visión del ojo bueno se consigue mejorar la visión del amblíope y al dejar pasar la luz, se llevan durante todo el día)
  • Terapia visual (ejercicios visuales que ayudan en el proceso de rehabilitación de recuperación del ojo vago)
  • Colirios (dilatación de la pupila del ojo bueno)
  • Cirugía (en algunos caso de estrabismo)

El tratamiento siempre depende de la causa que lo haya originado, tratándose primero la causa.

Es decir, si ha sido provocado por una graduación no corregida, se prescriben las gafas. Puede que pasado un tiempo no obtengamos la mejoría esperada , entonces se pondría un parche, dejando destapado el “ojo malo” haciendo que se esfuerce para recuperar la visión. En ocasiones las oclusiones no son del todo efectivas, se recupera visión sin llegar al 100%, con lo que es necesario recurrir a otros tipos de tratamiento (como las penalizaciones, terapia visual...)

A pesar de que  el tratamiento del ojo vago es sencillo y muy eficaz, necesita constancia y compromiso (especialmente si se realiza a través de oclusiones con parches y terapia visual) y los padres deben entender a la perfección el problema y sus consecuencias.

¿Se puede prevenir el ojo vago?  

La mayor medida de prevención para el ojo vago es la realización de las revisiones oftalmológicas adecuadas para la detección temprana de la ambliopía,  y poder tratarla lo antes posible ya que no es lo mismo realizar su tratamiento a los 3 que los 6 años, antes de la maduración del sistema visual, asegurándonos así del buen “funcionamiento” de los ojos y estar preparados para un aprendizaje y rendimiento escolar correctos.

Desde los centros de Oftalmología Admiravisión recomendamos que la primera revisión se realice antes del año de edad, con el objetivo de detectar y corregir a tiempo los posibles problemas oculares y visuales, y tras ésta, seguir las indicaciones de su Oftalmólogo Pediátrico. Si el ojo vago no se detecta y trata antes de los 6 años, posteriormente ya no se podrá corregir.

 

Fuente:

Noemí Martínez

Diplomada en Óptica y Optometría

Contenidos relacionados

Te puede interesar