Acceso directo al contenido

¿Por qué se forman quistes de grasa en los ojos? ¿Hay que quitarlos?

Imprimir

19/06/2019

Etiquetas:
  • quistes grasa ojos

¿Te han salido unos quistes o granitos de grasa en los ojos y quieres algunas respuestas? Lo primero que debes saber es que, aunque hay distintos tipos, son muy comunes y la inmensa mayoría son benignos.  A continuación encontrarás información útil sobre los quistes de grasa en los ojos.

Tipos de quistes de grasa en los ojos

En función de su ubicación, existen dos tipos de quistes de grasa en el ojo

Quistes de grasa dentro del ojo

Normalmente cuando nos referimos a quistes de grasa en los ojos, en realidad estamos hablando de algún tipo de granito que nos ha salido en los párpados y, no tanto, dentro del ojo.  

Algo parecido a un quiste de grasa también nos puede aparecer en la propia superficie del ojo, concretamente en la conjuntiva, es decir, la parte blanca del ojo. En este caso lo que veríamos sería unas manchitas amarillas y ligeramente abultadas sobre la parte blanca del ojo. Estas lesiones también son comunes y benignas.  El nombre técnico en estos casos es pinguécula o pterigium y normalmente no requieren tratamiento. Si producen molestias, o no nos gusta cómo se ven, se pueden quitar mediante cirugía menor ambulatoria con anestesia local y buen resultado estético.

Quistes de grasa en los párpados

Los quistes de grasa más comunes en los párpados son los chalazions. La mayoría de las veces los que notaremos es que nos ha salido un bultito redondo en algún lugar en el contorno de nuestros ojos. Son indoloros y normalmente no se enrojece ni el ojo, ni la piel del párpado.

En el caso de que sintiéramos dolor al tocarlo, apareciera el ojo rojo o el párpado inflamado es conveniente acudir a un oftalmólogo. Seguramente estemos ante un orzuelo y precisará tratamiento para que no termine convirtiéndose en un quiste de grasa.

¿Por qué se producen los quistes de grasa en los ojos?

Los quistes de grasa en los párpados se producen por un taponamiento en alguna de las glándulas de la piel productoras de grasa. Existen pequeñas glándulas por toda la piel que recubre nuestro cuerpo que producen pequeñas cantidades de grasa para nuestra protección y cuidado de la misma. Pero, en el contorno de los ojos, existen unas glándulas de este tipo de mayor tamaño y especializadas para la producción de un “aceite” necesario para el correcto funcionamiento de la lágrima.

“La lágrima está compuesta de una suma de componentes acuosos + componentes grasos o lipídicos”  

El componente graso de la lágrima se produce en las glándulas de Meibomio. Cuando estas glándulas se infectan nos producen Orzuelos y cuando se enquistan nos producen los quistes de grasa o chalazions.

Otras glándulas presentes en la piel de los párpados también pueden producirnos pequeños quistes de grasa:

  • Glándulas sebáceas pueden producir pequeños quistes sebáceos: son pequeños y de aspecto más blanquecino.
  • Glándulas de Moll pueden producir quistes de Moll: general mente de pequeñó tamaño y de un aspecto más acuoso.
  • Quistes dermoides: son menos frecuentes y congénitos (aparecen desde el nacimiento) aunque pueden aumentar de tamaño durante el crecimiento del niño. Son benignos y se pueden quitar con una pequeña intervención.

¿Puedo prevenir la aparición de quistes de grasa?

En general se aconseja mantener una buena higiene del contorno de ojos. Haciendo un lavado suave con agua y jabón cada mañana con el resto de la cara retiraremos los excesos de grasa en la piel y será más difícil que se nos tapone una de las glándulas.  Existen muchos tipos de piel siendo algunos más grasos que otros. También épocas en la vida en las cuales producimos más grasa de la normal o entornos de trabajo con mayor suciedad. En todos estos casos puede ser necesario complementar la higiene normal con toallitas limpiadoras o soluciones especializadas en la higiene de los párpados. Consulta a tu oftalmólogo sobre el uso de estas medidas de higiene.

“Es importante desmaquillarse bien antes de dormir para prevenir la aparición de quistes de grasa”

¿Hay que quitar los quistes de grasa?

Como hemos explicado la gran mayoría son quistes benignos con lo cual no existe una necesidad de quitarlos. Si bien a menudo pueden molestar o simplemente resultar estéticamente incómodos. En estos casos se pueden quitar realizando una pequeña intervención ambulatoria con anestesia local.

También se aconseja quitar cualquier quiste de grasa que aumenta de tamaño para su eliminación y estudio anatomopatológico.

¿Cómo se quitan los quistes de grasa?

Algunos quistes de grasa pueden aparecer y desaparecer sin necesidad de tratamiento.  Pero cuando persisten en el tiempo la solución definitiva es una pequeña cirugía ambulatoria con anestesia local.

Normalmente se extraen bajo el microscopio quirúrgico por el pequeño tamaño que presentan y para asegurar un buen resultado estético final.

La extracción de quistes de grasa es una actividad frecuente en los quirófanos de oftalmología. Es una cirugía con pocos riesgos y con buen pronóstico.

 

Fuente:

Dr. Elío Díez-Feijóo Varela

Oftalmólogo

Contenidos relacionados

Te puede interesar