Acceso directo al contenido

¿Qué debemos saber del rejuvenecimiento facial?

Imprimir

23/09/2019

  • Mujer otoño

Los procedimientos estéticos quirúrgicos o no destinados a mejorar la apariencia a nivel de los párpados son algunos de los tratamientos de rejuvenecimiento facial más buscados.

Mantener la armonía en el área de los párpados, aunque pasen los años, influye de forma muy positiva sobre nuestra propia autoestima teniendo en cuenta que los ojos, al igual que la nariz y la boca, hacen parte del área del reconocimiento facial y definen nuestra identidad.

Por tanto, cualquier tratamiento en esta área genera cambios drásticos y a la hora de escoger debemos tener en cuenta varios factores:

La naturaleza única de cada persona

Cada tratamiento debe ser personalizado. Se debe hacer un examen clínico cuidadoso para identificar las necesidades y ayudar en la selección del tratamiento más adecuado, ya sean inyecciones con sustancias de relleno, peeling químicos, laser, radiofrecuencia, ultrasonido o cirugía. Se deben abordar las expectativas y los resultados que se pueden lograr razonablemente.

Se debe tener en cuenta el historial médico (enfermedades, alergias, uso de tratamientos estéticos previos, infecciones en o cerca del sitio de tratamiento) que contraindique el uso del algún tratamiento.

Los cambios faciales relacionados con la edad

En el rejuvenecimiento facial influyen cambios en la piel (arrugas, despigmentación, etc) además de los cambios en los tejidos que la soportan (pérdida de volumen por pérdida o desplazamiento de la grasa y cambios en los huesos de la cara).

Por ejemplo, mientras que para algunos pacientes el uso de rellenos ayuda a restaurar una apariencia de juventud a través del reemplazo del volumen del tejido perdido, para otros pacientes, en los que no hay pérdida de volumen sino desplazamiento de la grasa, los rellenos no serían buena opción.

Alternativas de tratamientos disponibles

En el mercado estamos inundados de múltiples alternativas para el rejuvenecimiento facial que prometen y no siempre consiguen los resultados deseados si no se adapta a las necesidades del paciente.

Existe, por ejemplo, una amplia variedad de rellenos inyectables que reducen defectos de contorno en la cara y suavizan la apariencia de líneas a través del reemplazo del volumen de tejido perdido debido al envejecimiento, traumatismos, cicatrices u otros eventos.

Inyecciones de relleno

Por ejemplo pueden tratarse con rellenos las líneas glabelares (arrugas verticales del entrecejo), líneas horizontales de la frente, pliegue nasoyugal (área de la lágrima), elevación de la cola de la ceja, fosa temporal (área de la Sien) y las mejillas cuando pierden el contorno en forma de corazón que es característico del rostro femenino joven.

  • Relleno de productos biodegradables (ácido hialurónico, colágeno, hidroxiapatita de calcio y ácido poli-L-láctico)
  • Relleno de productos que permanecen indefinidamente en el tejido (microesferas de polimetilmetacrilato, polímeros de hidrogel y silicona),
  • Relleno de grasa autóloga (del propio cuerpo). 

Inyección de toxina botulínica

La inyección de toxina botulínica es otra alternativa muy buena cuando se usa apropiadamente. Es un método muy seguro para mejorar los defectos que son causados por la contracción muscular, como las arrugas prominentes del entrecejo. Los efectos de la toxina botulínica son transitorios y la función muscular se recupera en unos pocos meses.

Microneedling

El Microneedling que consiste en perforar repetidamente la piel con pequeñas agujas estériles en combinación con productos que contengan factores de crecimiento como el PRP (plasma rico en plaquetas) estimula la producción de colágeno y elastina lo que genera una piel más lisa, firme y de aspecto más joven.

Radiofrecuencia y ultrasonidos

Las nuevas tecnologías como el láser, la radiofrecuencia y el ultrasonido generan una piel más lisa mediante el uso de calor para estimular el recambio y la contracción de la piel.

Blefaroplastia

La cirugía palpebral (blefaroplastia en parpados superiores o inferiores) es la alternativa cuando hay exceso de piel, músculo, grasa o aumento de laxitud en los párpados que no se puede mejorar con alternativas no quirúrgicas. Es una cirugía muy segura en manos expertas, mínimamente invasiva, ambulatoria y produce resultados inmediatos y duraderos.

Experiencia clínica del profesional que aplica el tratamiento

Es importante que estos tratamientos sean aplicados por un experto, idealmente un oftalmólogo especialista en oculoplástica. El área de los párpados es un área muy sensible que involucra al ojo. El uso incorrecto de un tratamiento puede resultar en un inaceptable alto riesgo de efectos adversos que incluso pueden comprometer la salud visual.

La experiencia clínica influye en:

  • La aplicación del tratamiento, ya que es importante el conocimiento de la anatomía en esta área para disminuir las posibilidades de complicaciones.
  • La elección del producto ideal teniendo en cuenta:
    1. Las propiedades del producto (Por ejemplo, los agentes de relleno no se pueden intercambiar a ciegas. No se recomienda el uso de microesferas de polimetilmetacrilato en el labio o en áreas de piel delgada debido a un alto riesgo de visibilidad del implante).
    2. El perfil de seguridad: Desafortunadamente, en el mercado existen productos que no están avalados y no cumplen todos los requisitos técnicos.
    3. La duración deseada del efecto: Por ejemplo, hay rellenos que se degradan en el tejido, como el ácido hialurónico, ofrecen la ventaja de la reversibilidad en el caso de un efecto indeseable

En conclusión, el rejuvenecimiento de los  párpados es posible gracias a diferentes técnicas que generalmente se combinan entre sí para obtener mejores resultados.

Fuente:

Dra. Johana Catalina Arboleda

Oftalmóloga experta en oculoplástica

Contenidos relacionados

Te puede interesar