Acceso directo al contenido

Qué pasa si necesitas gafas y no las usas?

Imprimir

17/12/2018

Etiquetas:
  • Qué pasa si no usas las gafas

Motivos por los que se prescriben gafas


Hay varios motivos por los que se recomienda, o se prescribe, el uso de gafas:

  1. Corregir la visión borrosa, por lo tanto, en caso de necesitarlas para este fin y no usarlas, no veremos de manera nítida y, en consecuencia, nos llegará una información alterada de las imágenes.
  2. Disminuir o eliminar molestias causadas por una ametropía latente (el defecto refractivo que hace que las imágenes no se enfoquen correctamente en la retina y que, en consecuencia, no vemos bien). En este caso, si tenemos una graduación que el sistema visual puede compensar, se pueden dar casos de dolor de cabeza, visión borrosa ocasional, fatiga visual, lagrimeo e incomodidad al hacer tareas que requieran una fijación prolongada.
  3. Compensar desviaciones latentes o manifiestas, como en el caso del estrabismo. Hay correcciones (normalmente prismáticas) que no hacen que la agudeza visual mejore, sino que los ojos funcionen de manera coordinada, eliminando la diplopia o borrosidad causada por una descompensación de los ejes visual. Si entonces no usamos las gafas seguramente sufriremos dolores de cabeza, visión doble o borrosa.

Consecuencias de no usar las gafas

Si tenemos esta visión borrosa o doble que sólo se puede corregir con corrección óptica, el hecho de no utilizar las gafas cuando las necesitas, puede ser debido a:

  • Tropiezos
  • Menor rendimiento escolar o laboral
  • Accidentes de tráfico, en el caso de que sea el conductor quien las necesite y no las use

Por lo tanto, los riesgos de no usar gafas cuando las necesitas, superan los supuestos beneficios y, no compensa arriesgarse.

En el caso de los niños, si necesitan gafas y no las llevan, el sistema visual no se desarrolla correctamente y por lo tanto pueden sufrir ambliopías (ojo vago) y desarrollar desviaciones.

Si los beneficios que se puede valorar son de tipo estético o práctico, es mejor buscar alternativas como las lentes de contacto o la cirugía refractiva pero no se debe dejar la vista sin corregir en ningún caso.
Fuente:

Laura Enríquez

Optometrista

Contenidos relacionados

Te puede interesar