Acceso directo al contenido

Pruebas preoperatorias para la cirugía refractiva Lasik

Imprimir

30/05/2016

Compra on line una operación de miopía con láser Amaris

  • victus

Son millones, los pacientes que cada año corrigen mediante la cirugía LASIK la pérdida de visión para miopía, hipermetropía o astigmatismo. La cirugía refractiva con LASIK es una técnica de vanguardia que utiliza el láser excimer para corregir muchos de los defectos de visión más comunes. Esta técnica láser vanguardista es muy segura, poco invasiva, efectiva y cómodo. Permite una recuperación rápida con intervenciones ambulatorias totalmente indoloras que generan una gran satisfacción con los resultados obtenidos.

Si está considerando la opción de corregir un defecto de visión con técnicas quirúrgicas láser, póngase en manos de un equipo de expertos médicos y realice s una exploración en profundidad a priori para obtener un diagnóstico correcto. Es importante que el cirujano evalúe cada caso de forma individual, informe al paciente de si es o no candidato a someterse a un procedimiento quirúrgico con Lasik y le pueda recomendar la técnica más adecuada para cada caso.

Resulta de suma importancia elegir un equipo médico competente y altamente capacitado que disponga de la maquinaria más moderna para minimizar las posibles complicaciones postoperatorias y garantizar una praxis clínica óptima.

Antes de la corrección quirúrgica del defecto refractivo, el oftalmólogo le realizará una exploración del ojo en profundidad. Diagnosticará e informará cada paciente de la mejor técnica quirúrgica para su defecto de visión.

Es importante tener en cuenta que:

  • si se utilizan lentes de contacto, es necesario no utilizarlas durante 15 días antes de las pruebas
  • para hacer las pruebas hay que dilatar la pupila y esto genera visión borrosa y fotosensibilidad que puede tener una duración de unas horas o un poco más, en función del grado de sensibilidad de la persona

Como norma general, al paciente se le realizarán las siguientes exploraciones antes de emitir el diagnóstico de procedimiento:


1- Anamnesis, que es la evaluación global del estado funcional del paciente teniendo en cuenta sus condiciones físicas y psíquicas así como de otros factores que pueden influir en los resultados de la cirugía.

2- Exploración de la agudeza visual preoperatoria.

3- Determinación de la refracción y agudeza visual corregida mediante cicloplèxia.

4- Examen de párpados, pestañas y sistema lagrimal.

5- Exploración de la motilidad ocular.

6- Exploración de la motilidad pupilar.

7- Biomicroscopia con lámpara de hendidura del segmento anterior.

8- Medida de la presión intraocular.

9- Examen con dilatación pupilar del cristalino, vítreo, mácula, nervio óptico, y retina periférica.

10- Pruebas específicas para cirugía con láser excimer.

11- En caso de elegir una técnica quirúrgica diferente al LASIK, realización de sus pruebas pertinentes.

Una vez realizado el diagnóstico y siempre que el paciente sea candidato a la corrección quirúrgica con LASIK, se le realizarán las pruebas preoperatorias. Estas pruebas se realizan, como norma general, unos días antes del procedimiento quirúrgico y no suponen ningún tipo de trauma para el ojo del paciente. Las pruebas preoperatorias para la corrección con cirugía LASIK son las siguientes:

1- queratometría.

2- pupilómetro.

3- Topografía corneal

4- Paquimetría

5- Test de Schirmer

6- Aberrometría

Queratometría

Esta prueba, junto con la topografía corneal, forma parte de las pruebas objetivas o de toma de medida de la optometría. Se examinan todas las características físicas medibles del ojo sin margen de error. Es una prueba completamente indolora en la que se proyectan una serie de imágenes lumínicas en la cara anterior de la córnea, aprovechando la alta reflectancia de la misma, para medir su radio de curvatura y realizar un mapa exhaustivo de la superficie de la córnea.

Pupilometría

Mediante un aparato específico que incorpora una cámara de rayos infrarrojos se mide la respuesta de la pupila a diferentes estímulos. La prueba es confortable e indolora. Se realiza en una sala a oscuras con el paciente sentado fijando la vista en un punto concreto indicado por el técnico especialista.

Topografía corneal (Orbscan)

Esta prueba sirve para medir las características de relieve de la cara anterior y de la cara posterior de la córnea y se utiliza para evaluar cuál es la mejor técnica quirúrgica según la morfología de su ojo, entre otros usos.

Es una prueba indolora y rápida que no supone ningún riesgo para el paciente más allá de la posible incomodidad de tener que fijar la mirada en un punto fijo unos minutos.

Paquimetría

Es una prueba para diagnosticar el grosor de la córnea del paciente. Para realizar esta prueba se utiliza un aparato llamado paquímetro que puede estar incorporado en los aparatos topográficos. No produce ningún tipo de molestia para el paciente, es totalmente indolora y rápida de realizar.

Test de Schirmer

Esta prueba sirve para medir el grado de humedad del ojo y la capacidad de producir lágrimas. Consiste en colocar una tira pequeña de papel en el saco conjuntivo unos minutos. La prueba es indolora y la pequeña molestia que puede ocasionar la tira de papel se minimiza con el uso de gotas anestésicas en caso de sensibilidad del paciente.

Aberrometría

Con la aberrometría podemos saber con exactitud las propiedades ópticas de la córnea y el cristalino a partir de su morfología. A partir del estudio de la córnea adaptar el tratamiento a cada paciente.
Es una prueba indolora que se realiza con un aparato que proyecta luz en el fondo del ojo y mide su rebote con absoluta precisión.

Fuente:

Edgar Paredes

Tècnic de proves oftalmològiques

Contenidos relacionados

Te puede interesar