Acceso directo al contenido

¿Por qué les cambia el color de los ojos a los bebés?

Imprimir

27/11/2018

Especialidades:
  • Por qué cambia el color de los ojos de los bebés

¿Por qué cambia el color de los ojos de los bebés?

El color de los ojos de los niños es un rasgo genético que viene determinado por la cantidad de melanina y la distribución de las fibras de colágeno en el iris. La melanina es un pigmento que producen unas células llamadas melanocitos. 

En los recién nacidos éstas células son inmaduras, por eso, la poca cantidad de melanina en el iris hace que el color de los ojos de los bebés sea, normalmente, azul oscuro o grisáceo. 

A medida que el niño crece y aumenta la exposición a la luz solar los melanocitos incrementan su actividad, lo que provoca el aumento de la pigmentación del iris hasta que alcanza, aproximadamente, el primer año de vida, que es cuando se adquiere la coloración definitiva.

 Los melanocitos producen dos tipos de melanina:

  • la eumelanina (marrón-negro) 
  • la feomelanina (roja). 

La primera es la mayoritaria. En función de la distribución de la melanina en las diferentes partes del iris, éste tendrá una coloración u otra. 

Histológicamente podemos diferenciar tres partes del iris:

  1. Capa anterior, donde se distribuye la gran parte de la melanina.
  2. Estroma, tejido conjuntivo formado por fibras de colágeno de diferente grosor. En éste encontramos los músculos que se encargan de la contracción y dilatación de la pupila.
  3. Epitelio pigmentario, en el que encontramos una fina capa uniforme de melanina, que impide el paso de la luz a la retina y consigue que la luz entre al ojo sólo por la pupila.

¿Cuántos colores de ojos existen?

En función de la distribución de la melanina en las diferentes partes del iris y las fibras de colágeno podemos tener:

  1. Ojos marrones: tienen moderada cantidad de melanina en la parte anterior del iris, la cual refleja luz marrón.
  2. Ojos azules: tienen inapreciable cantidad de melanina en la cara anterior del iris, lo que hace que la luz incida en el estroma (finas fibras de colágeno) y provoca el fenómeno de dispersión de Rayleigh, y refleje luz azul.
  3. Ojos verdes: tienen pequeña cantidad de melanina, lo que hace que se refleje parte de la luz marrón y el resto penetre hacia el estroma que reflejará luz azul. La mezcla del marrón con el azul nos dará el resultado de color verde.
  4. Ojos negros: tienen gran cantidad de melanina en la capa anterior del iris, lo que hace que la luz no incida en el estroma y refleje una luz marrón muy oscura.
  5. Ojos grises: tienen inapreciable cantidad de melanina, la luz incide directamente al estroma (fibras gruesas de colágeno) y provoca el fenómeno de dispersión de Mie que hace que se refleje la luz de color gris.
  6. Ojos rojos: tienen inapreciable cantidad de melanina en la capa anterior y en el epitelio pigmentario, lo que hace que la luz llegue directamente a la retina y se produzca la refracción de la luz en los vasos sanguíneos del iris y la retina, que provoca la reflexión de color rojo.
  7. Ojos violetas: tienen inapreciable cantidad de melanina en la cara anterior y en el epitelio pigmentario, la luz penetra en las finas fibras del estroma que provoca la dispersión de Rayleigh a lo que se le añade el reflejo rojo de la retina. El reflejo azul más el rojo dan como resultado el color violeta.

¿Qué determina el color definitivo de los ojos?

Genéticamente se sabe que hay muchos genes responsables del color de los ojos. Hay dos de ellos, que son el gen OCA2 y el HERC2, que se encuentran en el cromosoma 15, los máximos responsables de la variación del color del iris.

En el gen OCA2 se produce la proteína P, involucrada en la producción de los melanosomas. Éstos son unas estructuras celulares producidas por los melanocitos, donde se sintetiza y almacena la melanina. Unas variaciones en el gen OCA2 reducen la producción de proteína P, lo que provoca que haya menos cantidad de melanina en el iris.

Por otra parte, el gen HERC2 contiene un segmento de ADN que controla la actividad del gen OCA2 permitiendo su actividad o inhibiéndola. Si se inhibe su actividad provoca una menor cantidad de melanina en el iris. 

Hay otros genes que participan en la determinación del color de los ojos, algunos de ellos también están implicados en el color del pelo y de la piel. Éstos genes que participan en el color de los ojos son ASIP, IRF4, SLC24A4, SLC24A5, SLC45A2, TPCN2, TYR y TYRP1. El efecto de estos genes combinado con el efecto del OCA2 y HERC2 producen los diferentes colores de ojos en las personas.

 

 

 

Fuente:

Meritxell Lorenzo

Diplomada en Optometría

Validado por: Dra. Zoraida del Campo

Contenidos relacionados

Te puede interesar