Acceso directo al contenido

La degeneración macular (DMAE)

Imprimir

11/07/2016

  • DMAE

¿Qué es la degeneración macular o DMAE?

Es una enfermedad degenerativa que afecta a la mácula (parte central de la retina). Por lo tanto, se produce una pérdida progresiva de la percepción de las imágenes de la zona central del campo visual, afectando a actividades tan habituales como: conducir, leer, coser ...

Afecta a personas mayores de 50 años, y es más frecuente en mujeres, fumadores, raza blanca y personas con enfermedades circulatorias y antecedentes familiares (predisposición genética).

Síntomas de la DMAE

Al principio es posible que no aparezcan síntomas, por eso es importante realizar controles periódicos con un oftalmólogo a partir de los 50 años. Cuando la enfermedad está más avanzada produce:

- Deformación de las imágenes (ver líneas rectas torcidas u onduladas)
- Visión borrosa de la zona central con conservación de la visión periférica.
- Mancha borrosa central que puede ir creciendo y volviéndose más oscura.

Tipo de DMAE

  • DMAE SECA (atrófica): Es la más frecuente (80% -90% de los casos). Su evolución se progresiva y lenta (años). Casi todas las DMAE debutan con esta forma. Se produce por la por la presencia de unos depósitos lipídicos (drusas) que van provocando una atrofia y deterioro de las células de la mácula.
  • DMAE HÚMEDA (exudativa): Menos frecuente pero más grave (10% de los casos). Es más rápida (semanas o meses). Se produce un crecimiento anormal de vasos sanguíneos en las capas más profundas de la zona macular. Como este vasos son más frágiles, pueden sangrar, exudado y producir membranas.

Diagnóstico de la DMAE

Exploración oftalmológica periódica por parte de un oftalmólogo que determinará las pruebas a realizar necesarias en cada caso.

  • Test de Amsler: Cuadrícula para valorar si existe percepción deformada de las líneas. Es la prueba más sencilla de realizar, se puede hacer en casa, en la óptica o la consulta y permite valorar la extensión y evolución de la enfermedad.
  • Retinografía: Fotografía de la retina.
  • Tomografía de coherencia óptica (OCT): Procedimiento en el que se utilizan ondas de luz infrarroja para obtener imágenes tridimensionales y en capas. Es una prueba no invasiva, sencilla de realizar y que da mucha información.
  • Angiografía fluoresceínica: fotografías de la retina tras la administración de un contraste para ver la circulación sanguínea en sus diferentes vasos.

Tratamiento de la DMAE

  • DMAE SECA: En la actualidad no existe un tratamiento cien por ciento eficaz, pero los complejos vitamínicos antioxidantes y suplementos, pueden ralentizar la evolución y empeoramiento de la enfermedad ya de por sí lenta.
  • DMAE HÚMEDO: Últimamente disponemos de una serie de fármacos intravítreos para frenar el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales. En casos puntuales, y siempre bajo la valoración de un especialista retinòleg, se pueden utilizar otros tratamientos como: Terapia fotodinámica, cirugía láser, cirugía intravítrea ...

Prevención de la DMAE

Aunque el envejecimiento no se puede controlar, hay factores que están a nuestro alcance:

  • No fumar
  • Dieta saludable rica en productos antioxidantes (dieta mediterránea)
  • Control de enfermedades cardiovasculares y dislipemias.
  • Control de obesidad
  • Revisiones periódicas al oftalmólogo a partir de los 50 años.

 

Fuente:

Dra. Anouska Rombouts

Contenidos relacionados

Te puede interesar