Acceso directo al contenido

¿Cuánto tiempo es aconsejable esperar después del embarazo para la refracción de gafas?

Imprimir

25/04/2019

  • Embarazo y parto

Cambios fisiológicos durante el embarazo

Durante el embarazo se producen numerosos cambios tanto a nivel sistémico como ocular. Los cambios a nivel ocular, normalmente, son leves y transitorios y suelen pasar las semanas posteriores al parto sin ningún tipo de tratamiento. Aunque la mayoría de alteraciones oftalmológicas son moderadas, en algunos casos se producen alteraciones más graves que deben ser tratadas por un oftalmólogo.

Cambios visuales durante el embarazo

Los cambios en la visión que se pueden experimentar durante el embarazo están producidos en gran medida por los cambios hormonales y la retención de líquidos que se produce durante éste periodo.  Los más frecuentes son:

  • Visión borrosa
  • Sequedad ocular
  • Sensibilidad a la luz

Cambios visuales motivados por la retención de líquidos

La retención de líquidos puede producir cambios fisiológicos en la córnea, que remiten tras el parto y que pueden provocar:

  •  Disminución de la sensibilidad corneal, que disminuye durante el tercer trimestre de gestación y se recupera a las seis u ocho semanas posteriores al parto.
  •  Aumento del espesor corneal, que afecta al índice de refracción y al radio de curvatura.
  • Alteraciones en la refracción y en la acomodación.
  • Aumento de la presión intraocular (PIO) durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. A medida que progresa el embarazo este valor va dismuyendo y sobre las ocho semanas después del parto, la PIO vuelve a niveles anteriores al embarazo.

Cambios visuales motivados por cambios hormonales

 Los cambios hormonales durante el embarazo pueden provocar:

  • Sequedad ocular: el embarazo afecta a la fisiología de la película lagrimal lo que produce el síndrome de ojo seco. La alteración de la película lagrimal junto con la modificación de la estructura corneal pueden producir una intolerancia a las lentes de contacto durante el embarazo.
  • Flexibilidad corneal: las hormonas pueden producir cambios en la elasticidad de la córnea.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Migrañas oculares: los niveles hormonales, sobre todo los estrógenos, influyen en las crisis de migrañas.

Cambios visuales por hipertensión o diabetes gestacional

Otros factores que pueden afectar a la visión durante el embarazo son la hipertensión arterial y la diabetes gestacional:

  • La hipertensión arterial inducida por el embarazo (PIH) puede ser dañina tanto para la madre como para el bebé. Puede afectar a su visión, así como dañar a sus riñones u otros órganos. La presión arterial muy alta durante el embarazo se denomina preclampsia. Algunos síntomas visuales que pueden estar relacionados con la preclampsia pueden ser visión borrosa, sensibilidad a la luz, visión de puntos o luces.
  • La diabetes gestacional puede ocasionar retinopatía diabética, dañando los vasos sanguíneos de la retina. Éstos daños pueden producir inflamación en los tejidos de la retina que pueden ocasionar visión borrosa.

Estas dos enfermedades son peligrosas y requieren de un estricto control médico, motivando en ocasiones el ingreso hospitalario para su control. Generalmente remiten tras el embarazo.

En definitiva, dado que los cambios refractivos o de intolerancia a las lentes de contacto que se producen durante el embarazo suelen revertir en la mayoría de la ocasiones en las seis semanas posteriores al parto, éste es el tiempo que se aconseja esperar para revisar la graduación.
Fuente:

Meritxell Lorenzo

Optometrista

Contenidos relacionados

Te puede interesar