Acceso directo al contenido

Gimnasia ocular

Imprimir

02/11/2018

Todos tenemos conciencia de la importancia de hacer deporte con regularidad para mantener el tono muscular y evitar problemas tanto musculares como cardiovasculares, entre otros, pero no tenemos la misma conciencia de la necesidad de practicar gimnasia ocular para que la musculatura ocular funcione correctamente .

  • Gimnasia ocular

¿En qué consiste la gimnasia ocular?

La gimnasia ocular consiste en una serie de ejercicios de muy fácil realización encaminados a conseguir que la musculatura ocular sea más fuerte y flexible. De esta manera lograremos una visión más ágil, eficiente y de mayor calidad.

¿Cuáles son los beneficios de practicar gimnasia ocular?

  • Fortalece y flexibiliza la musculatura de nuestros ojos.
  • Mejora de la motilidad ocular y la visión periférica.
  • Disminuye la fatiga visual.
  • Equilibra la producción y eliminación del líquido intra-ocular.
  • Favorece la circulación del flujo sanguíneo.
  • Estimulación cerebral.
  • Mejora nuestra concentración.

Es muy importante realizar una visita oftalmológica previa para que un especialista evalúe y recomiende el tratamiento más adecuado en cada caso. Estos ejercicios no son ninguna cura ni ningún tratamiento, sólo son un complemento.

Consejos de preparación para practicar gimnasia ocular

Con el fin de practicar gimnasia ocular de la manera más eficiente es recomendable:

  •   Estar cómodo y relajado.
  •   Respirar de forma pausada y tranquila.
  •   No se ha de mover la cabeza, sólo los ojos.

Tipos de ejercicios de gimnasia ocular

Gimnasia Activa

Acomodativa

Tomamos un texto y procedemos a leerlo. Después, lentamente acercamos el texto a los ojos tanto como podamos y seguidamente el alejamos hasta el máximo posible. Hay que repetir esta acción varias veces sin dejar de leer.

Movimientos oculares

  • Ejercicios de seguimiento: Con el brazo estirado cogemos un lápiz o bolígrafo y el desplazamos lentamente mientras lo seguimos con la mirada sin mover la cabeza. Hay que hacer movimientos verticales y horizontales, en diagonal y circulares y en sentido horario y antihorario. De este modo ejercitaremos todos los músculos del globo ocular.
  • Ejercicios de Lejos / Cerca: Con el mismo lápiz con el brazo estirado, fijamos la mirada y la acercamos lentamente al máximo y seguidamente la alejamos.
  • Ejercicios alternantes: Esta vez sujetamos un lápiz en cada mano, separados y a la altura de la vista. Fijamos la mirada a uno de ellos y seguidamente la vamos alternando de un lápiz al otro repetidamente.
  • Ejercicios de mirar por la ventana: Nos situamos ante una ventana, hacemos una marca en el vidrio a nuestra altura. Fijamos la visión unos segundos a la marca y entonces miramos a través de la ventana a un punto lejano para relajarse. Así repetidamente varias veces.
  • Ejercicios de escritura con los ojos: Con los ojos cerrados imaginamos una palabra e intentamos escribirla con los ojos sin mover la cabeza. De inicio es un poco difícil, pero con la práctica se coge cierta agilidad.

Gimnasia de Relax

  • Palmas: Nos colocamos sentados de manera cómoda, cerramos los ojos y frotamos las manos para que cojan calor. Seguidamente colocamos las palmas de las manos sobre el globo ocular sin presionar mucho durante un rato.
  • Masaje: Con las puntas de los dedos y los ojos cerrados se masajea con movimientos circulares en el globo ocular, seguidamente alrededor de los ojos y finalizamos en el puente de la nariz.
  • Parpadeo: Se trata de parpadear durante unos rato lo más rápido posible. También se puede proceder a cerrar fuertemente los ojos y abrirlos de manera sorpresiva varias veces.

¿Con qué frecuencia hay que practicar la gimnasia ocular?

Por estos sencillos ejercicios es suficiente una dedicación de 10/15 min diarios, sin olvidar que no son un tratamiento.

Es muy importante realizar una visita oftalmológica para tener resultados óptimos y personalizados.

Fuente:

Matías Gimeno

Optometrista

Contenidos relacionados

Te puede interesar