Acceso directo al contenido

Enfermedades de los párpados, las vías lagrimales y las órbitas

Imprimir

20/04/2016

  • Órbita Ocular

La oculoplastia incluye una variedad de procedimientos quirúrgicos que tratan las enfermedades de la órbita, párpados, vías lagrimales y la cara, así como la reconstrucción del ojo y estructuras asociadas.

Párpados

Los párpados son pequeñas y delicadas estructuras dedicadas a la protección y mantenimiento de la salud del ojo. Una variedad de problemas pueden aparecer en los párpados, tanto en pacientes adultos cómo niños y los cirujanos oculo-faciales son los médicos oftalmólogos más adecuados para el cuidado de ellos.

Entre los problemas palpebrales encontramos:

Ptosis palpebral

Caída del párpado superior que puede comportar alteración del campo visual parcial o total. Pacientes con ptosis palpebral tienen dificultad para mantener los ojos abiertos. Para compensar, los pacientes tienden a arquear las cejas para compensar la caída palpebral.

Niños con ptosis palpebral pueden desarrollar ambliopía (ojo vago) o retraso del desarrollo debido a la limitación visual. 

Ectropion palpebral

Condición en la que el párpado inferior  es desplazado hacia afuera del ojo. Esto implica una exposición del ojo y por tanto induce sequedad ocular. Si el ectropion no se trata, puede conducir a lagrimeo crónico, irritación ocular, enrojecimiento, dolor, legañas y en casos extremos perforación corneal debido a la exposición. 

Entropion palpebral

Condición en la que el párpado inferior es desplazado hacia el ojo. Puede ocurrir debido a la edad o tras traumatismos, cicatrización, o cirugías previas. Entropion también puede ocurrir en niños.

Si el entropion no se trata puede conducir a ojo rojo, irritado, doloroso y sensible a la luz y al viento.  

Tumoraciones palpebrales

La piel palpebral es la más fina y sensible del cuerpo. Como consecuencia, es la primera área del cuerpo en mostrar cambios resultantes del daño solar y el envejecimiento.

Desafortunadamente, el daño solar y otros tóxicos ambientales pueden conllevar también daños más serios, como cáncer de piel palpebral. La presencia de nódulos o lesiones en los párpados que crecen, sangran o se ulceren deben ser evaluados. El tratamiento consiste en la exéresis quirúrgica y reconstrucción palpebral.

Vías lagrimales

La película lagrimal en la superficie de los ojos es un componente indispensable para el mantenimiento de la visión. Si se produce una alteración en la película lagrimal, los pacientes experimentan lagrimeo, quemazón, irritación y más importante visión borrosa.

Por tanto, pacientes con lagrimeo pueden tener problemas en la producción de lagrima o en el drenaje lagrimal.

La alteración del drenaje de las vías lagrimales se produce por una obstrucción en el sistema lagrimal. Numerosos signos y síntomas pueden aparecer como lagrimeo, legañas mucosas, inflamación palpebral, dolor e infección.

Cuando la alteración es debida a una obstrucción de las vías lagrimales es necesario realizar una cirugía llamada dacriocistorinostomia.

Órbita

La órbita es la parte ósea del cráneo que contiene el ojo y todas sus estructuras asociadas que soportan la función del ojo como son los músculos, nervios y vasos sanguíneos. Los ojos y éstas otras estructuras están envueltas por grasa que actúa como cojín de protección para el ojo. Desafortunadamente, una variedad de problemas pueden ocurrir en la órbita que pueden alterar la función del ojo. La evaluación de las enfermedades orbitarias debe ser hecha por un especialista bien formado.

Cinco procesos pueden ocurrir, de forma independiente o en combinación, en la orbita o alrededor de ella:

  1. Inflamaciones: 60%
    1. Enfermedad ocular tiroidea 51.7%
    2. Otras inflamaciones 8.6%
  • Agudas
  • Subagudas
  • Crónicas
  1. Neoplasias: 18%
    1. Benignas
    2. Malignas
  2. Lesiones estructurales: 12.5%
    1. Congénitas: Anomalias congénitas del hueso
    2. Adquiridas: Alteraciones posttraumatismos 
  1. Lesiones vasculares: 4.6%
    1. Hemangiomas capilares infantiles
    2. Hemangiomas caveronsos
    3. Malformaciones arteriovenosas congénitas
    4. Fistulas arteriovenosas adquiridas
  2. Degeneraciones y depósitos
    1. Miopatias progresivas o amiloidosis
    2. Esclerodermia

 En términos sencillos, la patología puede conllevar:

  • Alteraciones funcionales:
    • Motoras: diplopia
    • Sensitivas: parestesias, hipostesias
    • secretoras
  • Alteraciones por efecto masa:
    • Efecto positivo: proptosis axial, desplazamiento inferior o lateral del globo
    • efecto negativo: enoftalmos

 

 

 

 

Fuente:

Marta Calsina

Oculoplasta grupo Admiravisión

Contenidos relacionados

Te puede interesar