Acceso directo al contenido

Alteraciones de la visión cromática que impiden o limitan acceder a ciertas profesiones

Imprimir

28/12/2017

Patologías:
Etiquetas:
  • Test Ishihara

¿Qué es la discromatopsia o daltonismo o visión cromática anormal?

La discromatopsia o daltonismo es la alteración de la visión cromática y consiste en una ceguera parcial a los colores, ya que la acromatopsia completa es muy rara.

Los trastornos de la visión cromática pueden ser hereditarios y congénitos (mayoritariamente lo sufren los hombres 8% y lo trasmiten las mujeres 0.4%), o bien adquiridos.

Los defectos congénitos parciales a los colores primarios se les denomina: al rojo “protos” (significa primero en griego), al verde “deuteros” (segundo) y al azul “tritos” (tercero).

A la completa ausencia de pigmento le añadimos a los términos anteriores el sufijo (-anopia), su presencia pero deficitaria (-anomalía), su anormalidad imprecisa (–án).

La visión de los colores la llevan a cabo las células fotorreceptoras de la retina llamadas conos. El ojo humano percibe longitudes de onda entre los 380 y 700nm. Hay tres tipos de conos, cada uno con una sensibilidad específica: al rojo (de 549 a 570nm), al verde (522 a 539) y al azul (114 a 424). El ojo humano con una visión tricromática, mezcla los colores primarios en proporciones diversas para conseguir todo el espectro, siendo aproximadamente unos 200 tonos los que puede distinguir.

Los tricromáticos poseen los tres tipos de conos, pero éstos pueden no funcionar correctamente; es lo que ocurre en la mayoría de las personas con defectos congénitos de la visión de los colores, siendo tricromáticos anómalos y empleando proporciones anómalas de los tres colores primarios para obtener un espectro:

  • Protanómalos: deficiencia rojo–verde por alteración de los conos sensibles al rojo.
  • Deuteranómalos: deficiencia al verde por alteración de los conos sensibles al verde.
  • Tritanómalos: deficiencia azul-verde por alteración en los conos sensibles al azul.
  • Los dicromáticos tienen ausencia de un tipo de cono.
  • Los monocromáticos tiene ausencia de dos tipos de conos.

Los defectos adquiridos (uni o bilaterales) pueden ser debidos a varias patologías:

  • Alteraciones en el cristalino, como en la Catarata con discromatopsia azul-amarillo.
  • Degeneraciones maculares extensas, los desprendimientos serosos maculares.
  • Patología del nervio óptico (neuropatías inflamatorias y glaucoma): los defectos en la conducción afectan de forma importante la visión cromática, ésta puede preceder o ser exagerada respecto a la pérdida de agudeza visual asociada.
  • Patología neurológica con lesión en el córtex occipital.
  • Patología coroidea, cuyo sistema circulatorio irriga la retina más externa donde están los fotorreceptores (conos y bastones).

Diferencias entre discromatopsia congénita y discomatopsia adquirida

Discromatopsia congénita:

  • simétrica 
  • defecto estable
  • defecto más frecuente rojo-verde
  • resto de funciones visuales normales

 Discromatopsia adquirida:

  • asimétrica
  • defecto inestable, varía
  • defecto al azul-amarillo y rojo- verde
  • presencia de otras disfunciones visuales.

Diagnóstico de la discromatopsia o daltonismo

1-Test de Ishihara

Disponemos de varios métodos para evaluar la visión cromática, siendo el más usado las láminas pseudoisocromáticas de Ishihara.

Se denominan pseudoisocromáticas porque parecen del mismo color. Las láminas de Ishihara contienen dos pigmentos en forma de puntos coloreados de tamaño e intensidad variable que delimitan números o líneas que el ojo normal distingue, pero el patológico no y, por tanto, los ve del mismo color.

En las protanopias y deuteranopias las distintas áreas de color en las láminas se perciben grises con diferente brillo y saturación entre ellas.

En las protanomalias y deuteranomalias se perciben tonos grisáceos variables. Esto hace que en las deficiencias rojo-verde el azul y amarillo aparezcan marcadamente claros.

El test debe hacerse monocularmente ocluyendo bien el otro ojo, a una distancia de 75 cm y con luz natural preferiblemente. De utilizar iluminación artificial se tendrá en cuenta que ésta no provoque reflejos sobre las láminas. El tiempo de respuesta por lámina no debe superar los 3 segundos.
El test se puede hacer completo con 21 láminas con números, o para los niños y analfabetos con 10 láminas a reseguir con un pincel los trazados dibujados. Hay formas reducidas de 7 láminas y de 2 para niños.

Es útil en las anomalías congénitas rojo–verde, pero no determinan la severidad de la discromatopsia, ni los defectos para el azul-amarillo en las tritanomalias.

2-Test de Fansworth-Munsell 100Hue, 28Hue o 15 Hue

Consta de 85 o 15 matices de colores, en unos discos que el paciente tiene que alinear por color y tonalidad en cuatro filas separadas para el de 100 (son 85) y 15, o en círculo para el de 25, siendo los colores de los extremos, fijos y los otros móviles para realizar el test.

Es el test más sensible para los defectos congénitos y adquiridos, dado que permite clasificarlos, y su severidad. Cada una de las tres formas de discromatismo produce fallo en un meridiano específico de una gráfica circular que queda por detrás del test. 

Limitaciones profesionales

Las discromatopsias tienen como consecuencia el riesgo de no poder diferenciar colores, que han sido designados o codificados universalmente como normas importantes de seguridad y viabilidad para determinadas profesiones. 

Tal es el caso en que se deniega el acceso tras NO pasar el examen oftalmológico del test del color, a:

  • todas las fuerzas y cuerpos de seguridad en general (policías, fuerzas armadas aéreas y navales y los bomberos)
  • a la conducción de todo tipo de vehículos para el transporte público (autobús, tren, taxi, vehículos especiales, de gran tonelaje y para la navegación marítima de todo tipo de embarcaciones, así como al pilotaje de cualquier aeronave) y los controladores aéreos, ferroviarios y portuarios.

El daltonismo o discromatopsia representa una importante limitación de seguridad para electricistas, mecánicos e ingenieros de todo tipo y químicos en la manipulación de sustancias coloreadas para el consumo y la farmacéutica.

En otros casos, existen profesiones en que el paciente puede sentirse limitado en sus funciones, sin que esto suponga una gravedad, como el caso del sector textil y las artes gráficas: pintores, diseñadores y modistos. Incluso los cocineros pueden no tener una buena percepción del estado de las carnes rojas o del grado de cocción de las mismas.

En el caso del aprendizaje en edad escolar, el hecho de presentar discromatopsia o daltonismo puede suponer una dificultad añadida en éstos niños, por lo que es importante notificarlo en la escuela tras ser detectado por el oftalmólogo durante un examen de rutina, recomendado anualmente, en todos los escolares.

Fuente:

Dra. Isabel Romagosa Robles

Oftalmóloga

Contenidos relacionados

Te puede interesar