Acceso directo al contenido

Blefaroplastia de ambos pàrpados: Corrección quirúrgica de bolsas en los ojos, párpados caídos y patas de gallo

Imprimir
  • Ilustración de bolsas en los ojos

Con el paso del tiempo, la piel va perdiendo su elasticidad y la musculatura su tono y se van formando capas de grasa entre una y otra. En el caso de los párpados, ello conlleva un descolgamiento del músculo y el exceso de piel y la formación de bolsas de grasa. Como consecuencia de ello, la persona parece más mayor de lo que es o tiene una apariencia cansada.

Ello suele producirse a partir de los 40 años de forma progresiva y distinta en cada persona. El proceso, muchas veces se ve acelerado por situaciones de estrés o falta de descanso.

La blefaroplastia o cirugía palpebral, es la que corrige quirúrgicamente este problema estético, mediante incisiones en los pliegues cutáneos o en la línea de las pestañas, que difícilmente resultan visibles una vez la piel ha cicatrizado y recuperado su tono.

Se trata de una cirugía de bajo riesgo y corta duración, que no requiere ingreso hospitalario. En general, la corrección de ambos párpados suele emplear unos 90 minutos.

Se suele utilizar una anestesia local, junto con una ligera sedación para contribuir a la relajación en el momento de la intervención.

Tras la intervención suele inflamarse ligeramente, y  amoratarse la zona, debido a la inevitable sección que se produce en  pequeñas venas capilares. También es normal una cierta molestia al parpadear, lagrimeo, sensibilidad a la luz y escozor. Ello se alivia con colirios apropiados.

En general, al cabo de un par de días se puede hacer vida normal y en una semana se retiran los puntos de sutura. Los resultados son visibles de forma inmediata y el paciente se muestra notablemente rejuvenecido.

 

Contenidos relacionados

Te puede interesar