Acceso directo al contenido

Código ético

Imprimir

El Código ético de ADMIRAVISIÓN pretende ser una guía de conducta y compromiso, que tiene como línea básica la responsabilidad y el respeto, actitudes fundamentales en las relaciones humanas y en la práctica diaria.

También quiere ser un referente tanto en nuestras actuaciones hacia los pacientes que atendemos y la sociedad que nos rodea, como en las relaciones profesionales que establecemos entre nosotros mismos.

Nuestro compromiso es el de ofrecer calidad de servicio, conocimiento y sostenibilidad, trabajando de forma coherente, honesta y teniendo en cuenta los valores de la institución, tomando como guía la excelencia profesional y la innovación.

Más allá de su propia formulación, todo Código ético pide la implicación de los profesionales de la institución y por tanto, su despliegue en forma de políticas y de prácticas concretas, que son las que traducirán en actuaciones específicas los principios que aquí se presentan.

PRINCIPIOS INSTITUCIONALES

Responsabilidad y transparencia

  • Nos haremos responsables de nuestras decisiones y actos, velando por las buenas prácticas en asistencia, docencia, investigación y gestión, lo que implica asumir las consecuencias y ser capaces de rendir cuentas.
  • Actuaremos con transparencia en todo aquello que hacemos, de manera que merezcamos la confianza de los pacientes y de sus familias.
  • Mantendremos la confidencialidad de los datos clínicos que pertenecen a la privacidad de las personas.

Competencia

  • La institución y los profesionales mantendremos el nivel de conocimientos, habilidades y actitudes adecuados a la actividad que desarrollamos, y mejoraremos constantemente nuestro trabajo. Eso incluye la capacitación, la preparación y el aprendizaje continuo.

Equidad

  • Evitaremos cualquier acto discriminatorio en la asistencia prestada y la distribución de los recursos asignados.

 

Calidad y Formación

  • Contribuiremos a la mejora permanente de la calidad de la asistencia prestada, con la gestión eficiente de los recursos disponibles.
  • Mantendremos como objetivo prioritario el bienestar del paciente en cualquier circunstancia.
  • Cuidaremos de manera expresa la relación, con educación y respeto, tanto con el paciente como con sus familiares, y también en la relación entre nosotros.
  • Utilizaremos los protocolos y las guías de práctica clínica establecidos por la institución, aplicándolos de manera personalizada y considerando las necesidades específicas de cada paciente.
  • Seremos una organización receptiva y dinámica que responde, que aprende y se desarrolla continuamente con una cultura de la evaluación y que es especialmente sensible a su entorno social, económico, tecnológico y cultural, continuamente cambiante.
  • Evitaremos las actuaciones diagnóstico-terapéuticas innecesarias, desproporcionadas, o que no se han mostrado útiles, siempre teniendo en cuenta la mejor evidencia disponible, los principios de la bioética y la dignidad de la persona.
  • Mantendremos nuestras instalaciones y los equipamientos en un nivel adecuado, y facilitaremos los medios de trabajo necesarios para el desarrollo de nuestra actividad.
  • Facilitaremos a todo el personal en periodo de formación los medios necesarios para la adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes profesionales y humanas que les permita desarrollar una adecuada actividad asistencial e investigadora.

Cumplimiento de la Ley

  • El cumplimento de la Ley es un requisito incondicional para ADMIRAVISION. Todos sus profesionales deben estar familiarizados con las leyes que conciernen a su trabajo y la Dirección se esforzará por proporcionar las instrucciones y asesoramiento necesarios para el correcto desarrollo del mismo.

PRINCIPIOS ASISTENCIALES

Relación con los pacientes

  • Respetaremos la dignidad del paciente como persona, sin discriminación por razones de edad, sexo, raza, condición social, ideas, creencias o discapacidades de cualquier tipo, teniendo en cuenta en todo momento sus derechos.
  • Respetaremos los valores morales y culturales de los pacientes, así como sus convicciones religiosas y filosóficas. La práctica que se derive tiene que ser compatible con la práctica médica y respetuosa con las normas del centro.
  • Respetaremos la intimidad del paciente en todas nuestras actuaciones.
  • Respetaremos el derecho a la información que tiene que ser verídica, comprensible y adecuada a cada paciente. Asimismo, respetaremos el derecho del enfermo a no ser informado.
  • Respetaremos la confidencialidad en la transmisión de información entre el enfermo y el personal del hospital, ya sea verbal o escrita. Custodiaremos y haremos buen uso de los datos personales de los pacientes y de toda la información relativa a su salud.
  • Respetaremos el derecho a morir con dignidad, entendiendo por eso el aligeramiento de los padecimientos físicos y psíquicos con el apoyo necesario tanto al enfermo como a la familia.

Autonomía

  • Respetaremos el derecho del paciente a participar en la toma de decisiones y a dar, o retirar, su consentimiento para la realización de cualquier procedimiento diagnóstico o terapéutico, sin que, en ningún caso, su decisión comporte un cambio en nuestra relación con él/ella.
  • Respetaremos y atenderemos, según la normativa vigente, los deseos y las voluntades del enfermo, manifestadas de forma anticipada en un documento firmado por él/ella (DVA), sobre los cuidados y los tratamientos de su proceso asistencial, cuando no sea capaz de expresarlos por sí mismo a causa del estado de su enfermedad.

PRINCIPIOS SOCIOLABORALES

  • Estableceremos las relaciones laborales y personales entre los trabajadores sobre la base del respeto mutuo, la cooperación y la confianza.
  • Somos una organización adaptada a la confianza de su entorno, abierta a nuevos retos y oportunidades y que cree en las personas dispuestas a mejorar. Es por ello que entiende la igualdad de oportunidades como una ventaja competitiva frente a los nuevos retos.
  • Favoreceremos en todo momento las relaciones entre profesionales, teniendo en cuenta su opinión, y fomentando el trabajo en equipo multidisciplinario.
  • Mantendremos un espíritu de colaboración y solidaridad con los compañeros de trabajo, teniendo en cuenta el objetivo común de servicio al paciente.
  • Respetaremos la libertad de actuación de los profesionales en el marco de los estándares fijados por la comunidad científica y con los medios disponibles, incluyendo la objeción de conciencia aceptada legalmente.
  • Tomaremos las medidas adecuadas cuando nuestro estado de salud pueda representar un peligro para nosotros mismos o para terceros.
  • Actuaremos responsablemente en el caso de encontrarnos ante la sospecha fundamentada que un compañero pueda sufrir una enfermedad que sea un peligro para él mismo o para terceros.
  • Actuaremos con responsabilidad y comprensión ante la enfermedad de un compañero y respetaremos al máximo la confidencialidad hasta los límites establecidos.
  • Respetaremos y cumpliremos las normas de seguridad y salud establecidas, cumpliendo las recomendaciones institucionales sobre prevención de riesgos y usando adecuadamente las instalaciones y herramientas de trabajo.
  • Velaremos y mantendremos la confidencialidad y el sigilo del secreto profesional en todas nuestras actuaciones, que abarca tanto el tratamiento de los datos clínicos con los que contiene el expediente personal.
  • Aplicaremos los principios éticos y velaremos por la transparencia en los procesos relativos a la gestión de las personas.
  • Gestionaremos la institución siguiendo los principios de eficiencia, equidad, humanidad y transparencia.
  • Consolidaremos una institución económica y organizativamente fuerte.
  • No se ofrecerán ni recibirán ventajas económicas o de cualquier otro tipo que se puedan considerar impropias en el desarrollo de la actividad profesional, con el fin de obtener tratos comerciales u otros servicios de favor.
  •  Las atenciones y los regalos de empresa a terceros, en caso de estar permitidos por la legislación y sean social y éticamente adecuados, deberán hacerse de conformidad con la normativa general de gastos de ADMIRAVISION, siempre de acuerdo con las normas y reglamentos vigentes.
  • Nos comprometemos a respetar y seguir el contenido de este código ético

ÁMBITO DE APLICACIÓN

  • El Código ético será aplicable al conjunto de operaciones efectuadas por ADMIRAVISION y sobre la base del mismo, deberán inspirarse e interpretarse todas las directrices, políticas y normas establecidas en los distintos centros y/o sociedades en los que ADMIRARVISION participa.
  • Cualquier normativa o directriz interna implantada con anterioridad a este documento, se interpretará o adecuará (si resultase necesario) de acuerdo con el fondo y espíritu del Código ético
  • El Código ético obliga a todas las personas que sean empleados de aquellas entidades que forman parte de ADMIRAVISION, con independencia de su nivel jerárquico y  su ubicación funcional.
  • Los proveedores que contraten o deseen contratar sus productos o servicios con ADMIRAVISION deberán cumplir con los valores y condiciones del Código ético.

ADMIRAVISION velará por el cumplimento del Código ético así como de la normativa interna que lo desarrolle por parte de sus empleados, e impulsará su conocimiento y adopción de medidas pertinentes por parte de clientes, proveedores y subcontratistas requiriéndoles para que otorguen las garantías necesarias de acceso y verificación por parte de ADMIRAVISION o tercero autorizado expresamente a tales efectos.

Contenidos relacionados

Te puede interesar