Acceso directo al contenido

Terapia de movimiento rítmico (TMR)

Imprimir
  • TER

Los reflejos primitivos

Los reflejos primitivos son respuestas musculares automáticas e involuntarias a estímulos sensoriales. Todo reflejo primitivo debe de aparecer, estar presente para cumplir su función y después integrarse en patrones motores más específicos (reflejos posturales). Éstos últimos aparecen posteriormente a lo largo de los primeros meses de la vida y permanecerán durante la vida adulta. 

El bebé vive en un medio acuoso dentro del útero materno, libre de gravedad, obtiene oxígeno y el alimento a través de la sangre materna. No obstante, en el feto se empiezan a desarrollar sistemas de supervivencia que le permitirán adaptarse a su nuevo entorno una vez ha nacido. Estos mecanismos de supervivencia iniciales dependen de la existencia de estos reflejos primitivos.

Los reflejos primitivos están presentes durante un tiempo limitado para después integrarse a través de unos movimientos rítmicos espontáneos que hace el bebé en reflejos posturales. Los reflejos posturales son necesarios para nuestra estabilidad y equilibrio y así nos permiten movernos automáticamente ya sea gateando, caminando o corriendo.

Si los reflejos primitivos se quedan activos el niño no desarrolla este control automático del equilibrio ni de habilidades motoras y muchos aspectos del aprendizaje se verán afectados negativamente aunque el niño tenga un coeficiente de inteligencia alto.

Por eso es de gran importancia que primero el niño adquiera un buen desarrollo motor y conocimiento corporal para después alcanzar niveles cognitivos superiores como la lectura, escritura, matemáticas, el desarrollo de la lógica...

Cuando los reflejos primitivos no han sido correctamente integrados, recurrimos a la terapia del movimiento rítmico.

Terapia del movimiento rítmico

La terapia del movimiento rítmico se basa en realizar unos movimientos sencillos y rítmicos con el cuerpo que permiten integrar estos reflejos primitivos en reflejos posturales. De esta manera se crearán nuevas conexiones nerviosas que harán que el niño pueda mejorar su atención y alcanzar niveles cognitivos superiores (lectura, escritura, desarrollo de la lógica).

Evidentemente este desarrollo lleva su tiempo. El niño hará ejercicios de Terapia de Movimiento Rítmico en gabinete y ejercicios en casa 5 días/semana aprox. 10 minutos.

Contenidos relacionados

Te puede interesar