Acceso directo al contenido

¿Cuándo acudir al oftalmólogo?

Imprimir
  • Ojo vago web

Síntomas de alerta

Puede resultar complicado descubrir que un niño no ve bien. Es indispensable detectar, lo antes posible, cualquier defecto o problema visual, tanto en la visión de cerca (lectura, escritura), como de lejos (pizarra). Una fecha ideal es el inicio de la edad escolar (3 años).

Durante la infancia, los trastornos que se observan, con mayor frecuencia, son: el estrabismo, la miopía y el ojo vago. Debido a que, a menudo, el niño no se queja de ver mal, es necesario observar determinados síntomas que pueden alertar de problemas visuales:

  • Ausencia de fijación y seguimiento de una luz, a partir de los 3 meses
  • Desvía un ojo, por poco que sea
  • Se acerca demasiado a los objetos que observa (TV, escritura, lectura..)
  • Mueve los ojos de forma errática
  • Sufre dolores de cabeza después de un esfuerzo visual (colegio)
  • Tiene los ojos rojos de forma frecuente
  • Cierra un ojo habitualmente
  • Se frota los ojos y parpadea con frecuencia
  • Inclina la cabeza hacia un lado
  • Entrecierra los ojos para mirar objetos lejanos
  • Cierra siempre el mismo ojo cuando le molesta el sol
  • Tiene diferencias de visión al tapar un ojo o el otro
  • Pupila blanquecina o grisácea

Controles rutinarios

No debemos esperar a descubrir un signo de alerta para acudir al oftalmólogo. Existen controles rutinarios que debe conocer:

  1. Al nacer, en los primeros 15 dias de vida podemos ver el fondo del ojo y el ángulo mediante la RETCAM. Esto hace que podamos diagnosticar problemas serios de forma muy precisa y precozmente.
  2. Durante el primer mes de vida. Se detectan enfermedades graves y malformaciones.
  3. A los 7 meses. Diagnóstico del estrabismo.
  4. A los 18 meses. Agudeza visual, defectos refractivos y ambliopía.
  5. Cada 2 años hasta cumplir los 14.  Revisión ocular. Deteccion y correcion de la miopía familiar, hipermetropia  y astigmatismo.

Contenidos relacionados

Te puede interesar