Admira Visión

93 203 22 33

info@admiravision.es

Tests visuales infantiles

Imprimir

Actualmente, nuestra sociedad está ampliamente concienciada de la importancia de detectar las anomalías visuales de los niños a la edad más temprana posible. A pesar de ello, todavía existen ciertas alteraciones visuales que nos pasan desapercibidas.

Las revisiones oftalmológicas son fundamentales y en muchos países ya se están recomendando a todos los niños desde la edad de 6 meses. Evidentemente, los exámenes infantiles se deben realizar con métodos específicos. Deben ser lo más rápidos, simples, objetivos y entretenidos posible. Debemos tener en cuenta que cualquier anomalía visual tiene mayor éxito cuánto más temprano comience el tratamiento. Anomalías tratadas cuando el sistema visual ya no es plástico pueden dejar defectos residuales en la visión de por vida.

En el siguiente apartado vamos a poner un ejemplo de tres métodos para examinar la agudeza visual infantil.

AGUDEZA VISUAL INFANTIL

E de SNELLEN

Este optotipo consta de la letra E, colocada en diferente orientación.

El  paciente deberá indicar si la orientación es hacia arriba, abajo, derecha o izquierda.  No es necesario que el niño conozca ni estos términos ni la letra E.

Se le puede explicar que son unas “patitas” y que con el dedo pulgar nos indique hacia dónde van dirigidas. Suele funcionar muy bien, suele ser bastante rápido y a la vez, bastante fiable.
Antes de la visita oftalmológica, se puede recoger una letra E en nuestra consulta y así poder practicar con el niño.

Primero practique con la primera pantalla, las 4 posiciones de la E, hasta que su hijo pueda determinarlas correctamente.
Siente a su hijo a  3 metros de distancia y vaya pasando pantalla tras pantalla hasta conseguir las figuras más pequeñas que su hijo pueda señalar correctamente.
La prueba se realiza primero para un ojo y después para el otro. Para ocluir un ojo puede utilizar un parche, o simplemente cubrirse el ojo con la mano, sin apretar.
Estos resultados son orientativos, pero ayudarán al paciente a familiarizarse y a colaborar cuando se realice la consulta oftalmológica correspondiente.

A continuación os proponemos el ejemplo de este test


TEST DE LAS RUEDAS ROTAS del Dr. Palomar


En este test, se muestran al niño dos dibujos de un mismo vehiculo. La diferencia es que uno tiene las ruedas completas y el otro las ruedas están abiertas.

Colocaremos al niño a 3 metros y deberá ir indicándonos, qué coche tiene las ruedas rotas. Así hasta conseguir las figuras más pequeñas posibles.

La prueba se realiza primero para un ojo y después para el otro. Para ocluir un ojo puede utilizar un parche, o simplemente cubrirse el ojo con la mano, sin apretar.
Estos resultados son orientativos, pero ayudarán al paciente a familiarizarse y a colaborar cuando se realice la consulta oftalmológica correspondiente.
Antes de la visita oftalmológica, se puede recoger un folio con el dibujo de los 2 coches y así poder practicar con el niño.

A continuación os proponemos el ejemplo de este test


TEST PIGASSOU

El test que exponemos a continuación es uno de los más utilizados. Es un optotipo que contiene varios dibujos.

La primera pantalla contiene los dibujos que el niño deberá identificar durante el examen. Si usted comprueba que algún dibujo le supone más dificultad que el resto, no se lo señale cuando realice el test.

Coloque el niño a uno 4-5 metros de la pantalla. El niño deberá ir identificando los dibujos hasta conseguir las figuras más pequeñas.

Antes de la visita oftalmológica, se puede recoger un folio con los dibujos del test para que el paciente pueda ir practicando. Si al paciente le cuesta decir los nombres de los dibujos, podemos entregarle los dibujos en tarjetas individuales (simplemente recortando el folio) y que nos levante la tarjeta correspondiente al dibujo que le indicamos.

La prueba se realiza primero para un ojo y después para el otro. Para ocluir un ojo puede utilizar un parche, o simplemente cubrirse el ojo con la mano, sin apretar. Estos resultados son orientativos, pero ayudarán al paciente a familiarizarse y a colaborar cuando se realice la consulta oftalmológica correspondiente.

A continuación os proponemos el ejemplo de este test



Les recordamos que estas 3 pruebas son un mero ejemplo.

Son completamente orientativas, aunque les servirá para que el niño colabore mejor y tome confianza.

La revisión oftalmológica es imprescindible para descartar cualquier alteración en la visión.


Contenidos relacionados