Acceso directo al contenido

El estrabismo y su tratamiento

Imprimir

El estrabismo

Se produce estrabismo cuando los ejes visuales de cada ojo no se cruzan sobre la imagen que se mira.

La desviación puede darse en uno o en los dos ojos, y ser horizontal (hacia dentro o hacia fuera) o vertical (hacia arriba o hacia abajo). También es posible que sea permanente o intermitente, a causa de cansancio, esfuerzo visual, distracción, fiebre...

El origen puede ser congénito, apareciendo en los primeros meses de vida, y la causa más frecuente es un déficit cerebral que impide la correcta coordinación en el funcionamiento de ambos ojos.

Los factores que pueden influir en su aparición son:

  • Defectos ópticos (hipermetropía)
  • Mala visión de un ojo
  • Mal estado general, nerviosismo...

Tratamiento del estrabismo

El estrabismo se corrige con gafas, rehabilitación visual, cirugía, o bien con toxina botulinica  o con la combinación de estos recursos.

Si la causa son defectos refractivos, el tratamiento óptico, las gafas, por si solo puede curar el estrabismo (Estrabismo acomodativo).

La cirugía consiste en aumentar o disminuir la acción de los músculos encargados de la movilidad del ojo, por dos sistemas:

  • Cambiando el lugar en que se adhieren al globo ocular.
  • Anulando una parte del músculo para que quede más tenso y aumente su acción.

La cirugía es simple, pero tratándose de niños requiere anestesia general.

Tambien cabe la posibilidad de semiparalizar un músculo concreto con toxina botulinica (botox) y evitar una cirugía mas agresiva.

Contenidos relacionados

Te puede interesar