Acceso directo al contenido

La ambliopía y su tratamiento

Imprimir
  • Ambliopia oclusor

La ambliopía u "ojo vago"

La ambliopía u «ojo vago» es la disminución de la capacidad visual de un ojo, que no se ha desarrollado normalmente durante la infancia.

Suele pasar desapercibida para los padres, por los pocos síntomas que causa. Afecta a un 4% de niños y es curable si se diagnostica y trata precozmente, antes de los 7 - 9 años de edad. En caso contrario puede generar unos defectos visuales irreversibles.
Las causas más importantes son:

  • El estrabismo; que genera que mientras el ojo bueno mira una imagen, el ojo desviado mira hacia «otra imagen»,  y transmite esta «otra imagen» al cerebro, que no está interesado en ella, anulando la función del ojo desviado.  Este ojo detiene entonces su desarrollo visual.
  • Los defectos de refracción y raramente enfermedades oculares más graves como la catarata, que impiden la llegada de la luz a la retina con normalidad.

Tratamiento de la ambliopía

Una vez subsanado el defecto que impide la llegada del estímulo a la retina, es necesario hacer trabajar al «ojo vago».

El tratamiento consiste en las terapias y rehabilitación visual, que no tiene nada que ver con la antigua ortoptica y pleoptica en desuso, forzando el uso de este ojo mediante la oclusión del ojo bueno, combinado con ejercicios en la consulta y en su domicilio. La duración del proceso  dependerá de cada caso, pero son determinantes la edad del niño y el tiempo y continuidad con que el niño lleve el ojo tapado y haga las terapias.

Contenidos relacionados

Te puede interesar