Acceso directo al contenido

El glaucoma: factores, causas y síntomas

Imprimir

¿Qué es el glaucoma?

Se trata de un grupo de enfermedades cuyo denominador común es el desarrollo de una neuropatía óptica progresiva, generalmente bilateral, responsable de una serie de alteraciones características tanto anatómicas (pérdida de fibras nerviosas de la retina y, secundariamente, aumento de la excavación papilar) como funcionales (defectos en el campo visual).

Hemos de diferenciar Glaucoma y elevación de la presión intraocular. La presión intraocular elevada no implica sufrir la enfermedad, aunque sí es el principal factor de riesgo modificable de Glaucoma. Es decir, a través del descenso tensional conseguimos detener o enlentecer el avance de la enfermedad en la mayoría de los casos.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de riesgo conocidos de Glaucoma son:

  • Edad avanzada
  • Antecedentes en la familia de glaucoma (entre el 20 y el 30% de los glaucomatosos presentan, al menos, un familiar afecto)
  • Presión intraocular elevada
  • Raza negra
  • Miopía (superior a 5 dioptrías)
  • Grosor corneal  fino

Estos factores están referidos al Glaucoma Primario de Ángulo Abierto, la forma más frecuente en nuestro medio. Destacar que el único de ellos que es modificable es el valor de la presión intraocular y ésta será nuestra diana terapéutica en la mayoría de casos.

¿Qué causa el glaucoma?

La teoría mecánica es la más contrastada, según la cual existe un desequilibrio entre el volumen de humor acuoso producido y eliminado, generando una elevación de la presión intraocular y, secundariamente, el daño en el nervio óptico.

El Glaucoma puede dividirse en formas primarias, sin causa identificable, y formas secundarias, donde diferentes hallazgos oculares y/o sistémicos nos permiten establecer la causa responsable. Por otra parte, Glaucoma también puede dividirse en formas de ángulo abierto, con la vía de drenaje convencional de humor acuoso visible, y formas de ángulo cerrado, con la via trabecular no visible.

Otras teorías como la vascular o la neuroprotección han de tenerse en cuenta y nos hacen concluir que se trata de una enfermedad de origen multifactorial

Síntomas del glaucoma

La mayoría de las formas de glaucoma son asintomáticas hasta que la lesión del nervio óptico avanza y se desarrolla la pérdida del campo visual. Por tanto, en muchos casos el paciente acude a consulta cuando un alto porcentaje de fibras nerviosas de la retina ya se han perdido y el defecto en el campo visual ya está avanzado e irreversible.

En cambio, otras formas de glaucoma sí producen síntomas tales como visión borrosa o dolor y pueden ser diagnosticadas en fases más precoces

Contenidos relacionados

Vídeos

Te puede interesar