Acceso directo al contenido

Guía de manejo de las lentes de contacto

Imprimir
  • Lentillas

Antes de manipular las lentes de contacto

  • Lavarse las manos con jabón, aclarar y secarlas (a ser posible sin que queden restos de pelusas de la toalla, papel secante,…)
  • Mantener las uñas cortas y limpias para evitar daños tanto el ojo como la lente de contacto.
  • Empezar siempre a manipular por el mismo ojo y para evitar el intercambio de lentes entre ambos ojos.  

Colocación de las lentes de contacto

  1. Comprobar que la lente de contacto está en la posición correcta observando que:
    • Al doblar la lente sobre sí misma, si los bordes se tocan, la lente está en la posición correcta. Si no lo hacen, debe darse la vuelta a la lente.
    • Si los bordes de la lente están hacia fuera al colocar la lente de contacto sobre el dedo índice, la lente de contacto está en posición incorrecta, con lo que se le debe dar la vuelta igualmente.
    • En ambos casos, si a pesar de ello se procediera a la colocación errónea de la lente, notaríamos molestias en el ojo que nos obligarían a retirarla. Si comprobamos que la lente de contacto está limpia e intacta, posiblemente las molestias se deban a una mala colocación. 
  2. Aclarar la solución única de la lente de contacto y el portalentes.
  3. Colocar la lente derecha en el dedo índice derecho (suponiendo que el paciente sea diestro).
  4. Con la mano izquierda, levante el párpado superior justo por debajo de las pestañas.
  5. Con el dedo corazón de la mano derecha, baje el párpado inferior, mire hacia arriba o al frente y acerque suavemente la lente al ojo. Se colocará por si sola.
  6. Mire hacia abajo y suelte suavemente los párpados. La lente buscará su posición correcta por si sola.
  7. Parpadee varias veces para ayudar a su colocación en caso que no acabe de centrarse bien.

 Cómo retirar las lentes de contacto

  1. Con las manos bien limpias, siguiendo los pasos del punto 1, bajamos el párpado inferior con el dedo corazón, miramos hacia arriba y colocamos el dedo índice sobre la lente de contacto.
  2. Deslizamos la lente de contacto hacia abajo para descentrarla. Y sin levantar el dedo índice, pellizcamos suavemente con la yema del dedo pulgar la lente de contacto (¡nunca con las uñas!).
  3. En caso de que no saliera la lente de contacto, hidratar con lágrima artificial y parpadear varias veces. Repetir el paso anterior.
  4. Limpiar la lente de contacto con solución única frotando suavemente.
  5. Conservar en el portalentes con nueva solución única (cerrar con cuidado para no pellizcar los bordes de la lente con la tapa del portalentes).

Advertencias de uso

  1. Si nota irritación, ojo rojo, sensación de cuerpo extraño, incomodidad, dolor... retire inmediatamente la lente de contacto y acuda a su adaptador.
  2. No usar el líquido limpiador direcamente en el ojo. Si esto sucediera, quítese la lente (en caso de que la tuviera puesta) e inmediatamente aclare sus ojos con agua corriente hasta que se elimine por completo el limpiador. 

Recomendaciones

  1. La lente de contacto viene debidamente precintada para mantener su esterilidad. En caso de que esto no ser así, acuda a su contactólogo.
  2. Respete el número de horas de uso recomendado por su contactólogo, así como las revisiones oculares periódicas.
  3. Maquillar después de colocarse las lentes de contacto, así como desmaquillarse después de retirarlas.
  4. Evite el contacto de la lente de contacto con agua del grifo, piscinas, saliva, champú, cremas,…..
  5. Aconsejamos que realice la limpieza de sus lentes después de su uso diario y antes de guardarlas en el estuche. De esta manera, las lentes estarán en estado correcto para su próximo uso (puede colocarse las lentes directamente del estuche o bien, aclarándolas con suero fisiológico o solución única).
  6. El líquido conservante del estuche, debe cambiarse siempre que se hayan utilizado las lentes de contacto.
  7. Si las lentes permanecen sin usarse durante un largo tiempo, sáquelas con precaución de no romperlas, puesto que seguramente, se habrán quedado pegadas al portalentes.
  8. Es importante que la adaptación se realice progresivamente. El horario de adaptación será el que le aconseje su contactólogo y es importante seguirlo con rigor. Un horario orientativo es el siguiente: empiece usando las lentes de contacto 5 horas al día y cada 3 días aumente una hora de porte. Así hasta un máximo de 8-10 horas.
  9. No olvide realizar su revisión anual con el oftalmólogo y las revisiones periódicas con su contactólogo. Recuerde que para cualquier aclaración, estamos a su disposición de lunes a viernes de 9h a 21h.

Contenidos relacionados

Te puede interesar