Acceso directo al contenido

Cirugía facorefractiva y cataratas

Imprimir

El cristalino es uno de los elementos del sistema óptico del ojo, una lente natural transparente que está situada detrás de la pupila y permite el paso de los rayos de la luz, enfocándolos sobre la retina para conseguir una imagen nítida. La catarata es la opacificación del cristalino, lo que impide el adecuado paso de los rayos de luz al interior del ojo, dificultando el enfoque correcto sobre la retina dando lugar a imágenes borrosas.

Cataratas, ¿esperar para operarse?

cat2

Antiguamente se esperaba a que el ojo no viese nada para poderse operar, porque las complicaciones eran muy frecuentes. Hoy esto ha cambiado.

Cirugía, la solución a las cataratas

catarata-4

Actualmente el único tratamiento posible y eficaz para eliminar la catarata es la cirugía, y no existen medicamentos o terapias que permitan su prevención o retrasen su aparición.

La operación paso a paso

cat3

Te desvelamos todos los detalles de la intervención para que no tengas ningún tipo de duda. La cirugía de cataratas no ocasiona ningún dolor ni molestias. Los efectos secundarios y las complicaciones son mínimas.

Ventajas

glau3

La cirugía de cataratas no precisa hospitalización y se realiza en 10 minutos. En pocas horas podrá reanudar su actividad normal. La recuperación visual es inmediata y no ocasiona ni dolor ni molestias.

Preguntas más frecuentes

¿Se operan las cataratas con láser? ¿Se necesitan pruebas antes de la operación, como analítica, radiografías, etc.? ¿Cuánto tiempo de baja se requiere?

Motivos para no operar ambos ojos a la vez

A pesar de que hay 148 variables que determinan si el paciente tiene los criterios para operar o no operar, las complicaciones oculares -aunque poco frecuentes- están ahí. Y si no, que lo expliquen al que hace 1 de 20.000.

No tenemos ninguna necesidad -normalmente (salvo en ocasiones poco frecuentes, como pacientes de alto riesgo, o pacientes con Síndrome de Down, que requieren anestesia general) de plantearnos la cirugía binocular.

Pero, si no, hacemos primero un ojo y, al cabo de una semana, cuando hemos comprobado que no hay ni inflamación ni infección y que los parámetros que hemos calculado son correctos y exactos, se opera el siguiente ojo.

Empezaremos por el ojo que es el no dominante. Aceptamos un error de ± 0.5 dioptrías, y ese error lo podemos regular antes de operar el segundo ojo, que es el dominante y es el que tiene que dar perfecto. Así, pues, esa semana nos viene muy bien: para controlar la inflamación, la infección, y para comprobar que nuestros datos previos se corresponden. Si es así, operamos el siguiente ojo.

Noticias

Contenidos relacionados

Vídeos

Te puede interesar