Acceso directo al contenido

Pruebas electrofisológicas oculares

Imprimir

20/04/2016

Especialidades:
  • Electroculograma

¿Qué son las pruebas electrofisológicas oculares?

Son exploraciones, inocuas, que no molestan y son estudios de gran ayuda para el paciente.
Al carecer de efectos nocivos y ser fáciles de aplicar, se pueden realizar en personas de todas las edades desde el momento del nacimiento hasta en personas muy ancianas.

El paciente que se somete a un examen con electrofisiología no siente dolor.
El procedimiento se basa en colocar electrodos en la superficie de la cabeza, y cuando el estímulo luminosos entra, a través del ojo, desencadena fenómenos eléctricos que propagan los influjos sensoriales a lo largo de las vías ópticas (nervio óptico y retina) hasta la corteza occipital, donde se originan unas onda que se recogen en unos gráficos.

Estas exploraciones constan de varios exámenes: el electroretinograma (ERG), el electroretinograma multifocal (m-ERG), el electrorretinograma patrón (P-ERG), el potencial evocado visual (PEV) con damero, el potencial evocado visual con flash y el electroculograma (EOG).

Son útiles para el estudio de enfermedades hereditarias, para que las personas puedan saber si las poseen, por tener antecedentes familiares y como forma de prevenir a su descendencia, para estudiar problemas de disminución de la visión, cuando con los exámenes oftalmológicos habituales, no se encuentran causas concretas; también sirve para confirmar o descartar el diagnóstico de alguna lesión en la vía ocular y para poder controlar la evolución de la misma, de una forma indolora y no molesta.

Lo importante para los pacientes es la detección temprana de las alteraciones visuales y la recomendación es la revisión periódica, ya sea con electrofisiología o con cualquier otro método de diagnóstico utilizado por el especialista.

¿Cuándo son necesarias las pruebas electrofisiológicas oculares?

Algunas de las situaciones en las que el oftalmólogo ha de recurrir a estas pruebas son:

  1. Confirmar enfermedades oftalmológicas o neurológicas como la esclerosis múltiple, el albinismo o algunas enfermedades retinianas hereditarias
  2. En pacientes con pérdida de agudeza visual sin causa explicable como pérdidas visuales funcionales, pérdida visual asociada al estrés o individuos con dificultades para expresarse en los test subjetivos de visión
  3. En la edad pediátrica para el diagnóstico y seguimiento de enfermedades metabólicas y hereditarias, nistagmus, ambliopías, alteraciones de la visión binocular o retinitis pigmentaria
  4. Controlar la posible toxicidad de algunos fármacos o tóxicos como el etambutol, la fenotiacina, el alcohol o el tabaco
  5. En el seguimiento de algunas enfermedades oftalmológicas como la tirotoxicosis, las uveítis posteriores o la retinosis pigmentaria
  6. Valorar la función retiniana y del nervio óptico tras un traumatismo importante
  7. Establecer una indicación y un pronóstico quirúrgico en caso de cataratas, hemorragias vítreas o cualquier otra opacidad de medios

¿Cuáles son las pruebas electrofisiológicas oculares? 

  1. Electroculograma
  2. Electroretinograma
  3. Potenciales evocados

Contenidos relacionados

Últimos artículos relacionados

Te puede interesar