Acceso directo al contenido

Lesiones oculares producidas por el sol y cómo prevenirlas

Imprimir

24/07/2017

  • Queratitis

La mayoría de gente es consciente de que hay que protegerse la piel hacia el sol durante los meses de más calor, pero a menudo descuida la protección de sus ojos.

Durante la primavera y el verano es habitual pasar largos ratos de tiempo al aire libre. Hay que protegerse los ojos del sol ya que el exceso de exposición solar incrementa el riesgo de determinadas afecciones oculares. La protección de los ojos hacia el sol debe iniciarse en la infancia y perdurar hasta la vejez.

Lesiones oculares más comunes producidas por el exceso de radiación solar

Pterigion

Es un crecimiento de tejido hacia la córnea que produce irritación y sensación de cuerpo extraño dentro del ojo. Su avance puede llegar a impedir la visión de la persona. El tratamiento es la cirugía.

Fotoqueratitis

Es una inflamación de la córnea debida al exceso de exposición a los rayos UVA y UVB. Esta afección produce dolor, sensación de arena en el ojo, elevada hipersensibilidad a la luz y en muchos casos visión borrosa.

Fotoconjuntivitis

Inflamación de la conjuntiva que provoca irritación ocular, sensación de arena y como consecuencia un exceso de lágrima.

Catarata precoz

Una elevada exposición de los ojos al sol sin protección aumenta el riesgo de evolución de cataratas con la consecuente pérdida de agudeza visual.

Retinopatías y degeneración macular

La radiación solar elevada aumenta el riesgo de padecerlas. Producen una pérdida de visión, en muchos casos irreversible.

Cómo proteger los ojos de la radiación solar?

Para proteger adecuadamente los ojos de la radiación solar debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

  1. Utilizar lentes que bloqueen los rayos UV, tanto los UVA como los UVB.
  2. Elegir monturas que cubran toda el área de los globo ocular.
  3. Extremar las precauciones durante las horas de máxima radiación solar, desconfiando de la nubosidad ya que no impide el paso de los rayos del sol.
  4. Utilizar gorras y sombreros.
  5. Proteger niños, adultos y personas de edad avanzada por igual.

¿Cómo elegir unas gafas de sol adecuadas?

Para escoger unas gafas que garanticen la protección solar adecuada hay que dirigirse a centros especializados. El óptico/optometrista del aconsellerà adecuadamente a la hora de escoger montura y lentes.

Tipos de filtros solares

Los filtros solares se pueden clasificar de diferentes maneras:

Según el nivel de protección

La normativa europea clasifica los filtros en 5 niveles de protección (de 0 a 4) respecto a los rayos solares.

Hay que tener en cuenta que las lentes de nivel 1, 2 y 3 no son aptas para la conducción nocturna y las de nivel 4 no son válidas para la conducción en ninguna situación.

Según el color de las lentes

Los colores más utilizados en las gafas de sol son el verde, el gris y el marrón.

Los filtros de color verde alteran los colores poco. Están indicados en casos de hipermetropía y para deportes náuticos.

Los filtros de color gris respeta mucho los colores naturales. Son muy buena elección para cunduir.

Los filtros de color marrón aumentan el contraste. Están indicados para personas miopes y actividades al aire libre.

Debemos tener en cuenta que parte de la protección de los rayos UV, las lentes nunca han de modificar el color natural de los objetos.

Según el tipo de lente

Las lentes estándar son las más ultilitzades. Se trata de las típicas lentes coloreadas utilizadas en la mayoría de las gafas solares.

Las lentes polarizadas son cada vez más utilizadas. Se caracterizan por su capacidad de filtrar el exceso de luminancia, por tanto eliminan reflejos molestos de superficies brillantes. Son muy recomendables en actividades marítimas y en la nieve.

Las lentes fotocromáticas son aquellas que varían la transmitàcia de la luz UV según la intensidad de la luz solar (oscurecen proporcionalmente a la cantidad de UV que reciben).

Las lentes enmirallades son muy recomendables en deportes náuticos y de montaña ya que el espejo refleja la luz y evita que llegue al ojo.

Finalmente, las lentes solares antireflexants, son aquellas que contienen un suplemento en la cara interna del cristal de forma que reflejen 4 veces más la luz que una lente estándar, logrando un mayor contraste y una visión más cómodo.

Según el material

Las lentes orgánicas o plásticas son muy resistentes a los impactos pero poco resistente a los arañazos. Se trata de lentes muy ligeras aportan comodidad a su uso. Debido a que son lentes muy difíciles de romper son de elección en niños y ideales para prácticas deportivas.

Contrariamente, las lentes minerales o de vidrio son más duras (por lo tanto se rayan mucho menos) pero más frágiles a los impactos. Además, su peso es mayor de forma que no son tan cómodos en el uso. No son gafas adecuadas para hacer deporte.

Conclusión

Hay que proteger los ojos de la radiación solar, sobre todo en los meses de verano que es cuando más intensidad de radiación UV recibimos y cuando más tiempo pasamos al aire libre.
Hay que proteger los ojos desde la infancia para evitar así lesiones por acumulación de la exposición solar.

Hay que comprar las gafas de sol en centros especializados que garantizarán la calidad de las lentes y nos asesorarán correctamente del filtro más adecuado en función de la persona y actividades a realizar.

Fuente:

Matias Gimeno

Optometrista

Contenidos relacionados

Te puede interesar