Admira Visión

93 203 22 33

info@admiravision.es

Entrevista al Dr. Jesús Costa Vila

Imprimir

01/06/2011

“ESPAÑA ES DE LOS PRIMEROS PAÍSES  DEL MUNDO EN CIRUGÍA REFRACTIVA Y FACOREFRACTIVA”

  • Prof. Dr. Jesus Costa Vila - Director Médico

Nada hacía presagiar que el hijo de un “traumatólogo de la madera”, como él mismo define a su padre ebanista, y de una ama de casa acabara siendo uno de los oftalmólogos catalanes de mayor prestigio internacional. Jesús Costa Vila nació en Barcelona, pero Bretoña (Lugo) es el lugar de procedencia de su padre y de su madre. En 1955 ambos se trasladaron a la capital de Cataluña porque en los astilleros Nuevo Vulcano andaban escasos de carpinteros de ribera de primera. Cuatro años más tarde venía al mundo uno de los científicos más inquietos de los últimos años al que se debe, entre otros logros, la creación del primer banco de ojos público  en Barcelona  y la fundación de Admira Visión, holding de referencia oftalmológico dedicado al estudio, diagnóstico y tratamiento médico y quirúrgico de las enfermedades de la vista. Jesús Costa Vila es, además, director de la Unidad de Investigación de Morfología Ocular del  Departamento de Anatomía Humana de la Facultad de Medicina  y Presidente del Club de Ciencias de la Salud de Alumni, ambos de la Universidad de Barcelona.

¿La oftalmología vive una edad de oro?

Pocas especialidades médicas han tenido un cambio tan sustancial en tan poco tiempo. La oftalmología española, y la catalana en particular, han vivido un boom porque todo ha avanzado muchísimo. Hemos pasado del blanco y negro a la alta definición. Hoy en día estamos operando la vista cansada, modificando los diferentes tejidos del ojo para tener más visión… Muchos de los ejércitos del mundo utilizan técnicas de cirugía corneal para mejorar la visión nocturna o la de lejos para pilotar aviones. Hay una simbiosis única entre oftalmología militar y oftalmología civil porque muchos de los láseres que utilizamos son “armas bélicas” que han desviado sus aplicaciones a la medicina.

¿Y en qué han consistido esos cambios, en líneas generales?

Cuando me formé en el Hospital Clínic, en 1984, no teníamos microscopio para operar. Interveníamos a ojo abierto. De cada diez cirugías de catarata, tres o cuatro tenían problemas serios. Actualmente si no dispones de un informático en plantilla no puedes trabajar. Los residentes que se están formando en las técnicas modernas desconocen las del año 85. Uno de los cursos que más proyección tiene en la Academia Americana de Oftalmología es el de sutura porque hoy en día no se cose. Los médicos actuales no están acostumbrados y coser con un hilo que es 10 veces menor que el tamaño de un cabello requiere de una cierta destreza y tiene una dificultad. En la Academia Americana, de los 8.000 inscritos prácticamente 800 ó 900 son españoles, un gran lobby. Nosotros fuimos allí en 1986 para ver lo que había en los Estados Unidos y hoy en día España es de los primeros países del mundo en cirugía refractiva y facorefractiva.  

¿Qué factores inciden en mayor medida sobre la salud de nuestra vista?

Para los ojos tenemos todo en contra, empezando por los ordenadores. Delante de una pantalla el parpadeo disminuye más de la mitad. Esto, en ambientes con aire acondicionado, calefacción, poco ventilados, con una humedad muy baja… produce, por ejemplo, el boom de la enfermedad conocida como sequedad ocular. Sin olvidar la contaminación y que vivimos en un país en el que se trabaja muchas horas. Es decir, hay bastantes factores que van en contra de la salud visual. Añadamos artilugios como las películas 3d, las maquinas tipo Game Boy, Xp, entre otras, que sirven para estar “Conectados” en todo momento y llegaremos a la actual civilización de la “Pantalla” y de la información “ya”.

¿Cuál es la edad ideal para realizar las primeras revisiones oculares?

En la Clínica Sagrada Familia, de Barcelona, fuimos los primeros en analizar los ojos de los recién nacidos. En 2005 se presentó en el Congreso Anual de la Sociedad Francesa,  un aparato que permitía ver el fondo del ojo de un bebé de manera indolora y rápida. “ RETCAM “. Comprobamos que todos los nacidos por parto vaginal presentaban hemorragias internas que eran de una rápida resolución sin secuelas. También, que en los nacimientos por cesárea no tenían estas hemorragias, ya que carecían de la presión del canal del parto. También nos permitió poner de manifiesto varias patologías graves de ceguera. Por lo tanto, se ha de cuidar la salud ocular de las personas desde que nacen  hasta que mueren,  siendo incluso en este momento importante  por la donación de las córneas. Y esto hay que señalarlo  porque ha bajado el numero de  donaciones últimamente  ya que  hasta hace poco éramos de los primeros países de Europa y el mundo en transplantes de todo tipo.

¿En qué casos de presbicia están indicadas la cirugía refractiva y la cirugía con láser?

La cirugía  facorefractiva de la presbicia está indicada a partir de los 50 años, dejando para casos mucho más jóvenes (40-45años) la cirugía con láser. La presbicia es de esas patologías que aparecen de repente, sin avisar, y que más afectan a la vida cotidiana. Curiosamente, sin embargo la edad de oro del miope es cuando tiene presbicia porque ambas se compensan entre sí. De ahí que en el boom de la cirugía refractiva con láser la gente joven, que es la que se operó primero, es la que está viviendo de forma más excelente sus consecuencias. En cuanto te encuentras con un paciente de 45 o 50 años que se quiere quitar las gafas de lejos has de avisar que eso será posible pero que en nada probablemente se tendrá que poner las de cerca.  Eso hace que los criterios de exclusión de muchos pacientes sean mayores que hace unos años, cuando se operaba la gente joven. Las dos técnicas fundamentales para tratar la presbicia consisten o bien trabajar en la córnea o bien en el cristalino. Hoy por hoy no somos partidarios de hacer la cirugía a nivel corneal de forma sistemática  Si lo que está lesionado es el cristalino parece arriesgado operar un tejido que es noble sabiendo que hay otro que va a envejecer, que dará lugar a la Catarata.  No es que estemos en contra de la cirugía con láser corneal pero sí que preferimos aquellas técnicas que no modifican la córnea y sí el cristalino.

A los pacientes que superan los 50 años y que necesitan corregir visión de cerca y de lejos les recomendamos diferentes lentes multifocales que hay en el mercado.

No me preocupa la técnica quirúrgica del láser sino que la presbicia es algo no estático sino dinámico, que se va modificando con el tiempo. Si tengo un paciente que hoy tiene una dioptría y media y le toco la córnea, ¿cómo estará esta córnea después de dos o tres años de haber sido modificada? Y cuantas veces le deberé operar a lo largo de su etapa présbita???

 

 

Fuente:

Dr. Jesus Costa Vila.

Contenidos relacionados

Últimos artículos relacionados