Acceso directo al contenido

¿Qué es y cómo nos afecta la luz azul?

Imprimir

16/05/2017

¿Qué es la luz azul?

En los últimos años el uso de pantallas electrónicos se ha multiplicado, aumentando la exposición a la luz azul.

 

 

 

La luz azul es la región de la luz visible más peligrosa para el sistema visual humano. Su longitud de onda está comprendida entre los 380 y 500 nanómetros.

Es emitida por fuentes naturales como el Sol, pero también por fuentes artificiales como las bombillas LED o las pantallas de los dispositivos electrónicos (tabletas, televisiones, ordenadores, smartphones, etc).

La exposición a la luz azul ha aumentado mucho en los últimos años debido principalmente al aumento del uso de luces tipo LED, dejando de usar las luces incandescentes. Por otro lado, el uso de pantallas electrónicas tanto en el trabajo, en casa e incluso los niños en las escuelas también ha aumentado exponencialmente en los últimos años.

Por lo tanto, debemos ser conscientes que este tipo de luz está presente en nuestro día a día y conlleva que nos expongamos a ella de forma constante.

 ¿Cómo nos afecta la luz azul?

La sobreexposición de los ojos a la luz azul es perjudicial para los ojos. Algunos de los problemas que puede producir el exceso de exposición a la luz azul son:

o Ojos rojos.
o Cansancio ocular.
o Sequedad ocular.
o Disminución de la frecuencia del parpadeo.

  • Alteración de los ritmos circadianos:

La luz azul suprime parcialmente la síntesis de melatonina (hormona del sueño) produciendo insomnio.

¿Cómo podemos proteger nuestros ojos de la luz azul?

Actualmente existen varias formas de reducir la transmisión de esta luz, en el mercado existen filtros que reducen su transmisión:

  • Gafas con tratamiento antireflejante de luz azul que elimina aproximadamente el 20% de luz azul. 
  • Uso de filtros específicos en las pantallas electrónicas, los cuales impiden que pase gran parte de la luz azul. 
  • Filtros selectivos de la luz azul en lentes de contacto.

 A pesar de la existencia de estos filtros tenemos que tomar consciencia de la gran exposición a esta luz y aplicar una serie de medidas de prevención:

  • Reducir las horas de uso de estos dispositivos.
  • Proteger a los más pequeños de esta luz, posponiendo el máximo posible la exposición a esta luz 
  • Aplicar la técnica “20-20-20”: Descansar cada 20 minutos mirando a  6 metros durante 20 segundos para reducir la fatiga visual. 

 

Fuente:

Eva Ferrer Nolla

Optometrista

Contenidos relacionados

Te puede interesar